Eléctrica de Cádiz deja de emitir 4,1 toneladas de CO2 gracias a su planta fotovoltaica

Planta fotovoltaica
AYUNTAMIENTO DE CÁDIZ
Publicado 02/09/2018 12:34:42CET

CÁDIZ, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Eléctrica de Cádiz ha dejado de emitir 4.118 kilogramos de CO2 en los primeros seis meses desde su puesta en marcha el pasado mes de marzo, concretamente, estos datos se corresponden desde su puesta en funcionamiento el 14 de marzo hasta el 26 de agosto y esta reducción equivale a 30.504 kilómetros recorridos por un vehículo y a la cantidad de 153 árboles.

El Ayuntamiento de Cádiz ha explicado en un comunicado que durante ese tiempo la planta fotovoltaica ha producido en total 7.770 kilowatios hora, lo que supone un 8,5 por ciento del consumo de energía del edificio con lo que se ha conseguido "un ahorro en la factura hasta la fecha de 1.035 euros".

Asimismo, ha indicado que se trata de la primera experiencia piloto de la empresa que permite autoabastecerse eléctricamente con la energía solar que incide en la cubierta del edificio. Desde su puesta en marcha, el Consistorio ha apuntado que se estima que la planta fotovoltaica pueda llegar a producir más 14.000 kilovatios hora anuales y dejar de emitir hasta ocho toneladas de CO2 al año.

"Además de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, con esta instalación la empresa va a reducir el 20 por ciento aproximadamente de la factura eléctrica de sus oficinas", ha subrayado.

La instalación fotovoltaica está compuesta por 32 módulos, orientadas hacia el sur, que generan una potencia total de 8.480 watt pico (Wp) en autoconsumo. Igualmente, ha destacado que esta instalación, al tener una potencia menor a diez kilovatios cada una, no se ven afectadas por el impuesto al sol.

Finalmente, el Ayuntamiento ha resaltado que la puesta en marcha de esta planta fotovoltaica "supuso dar el primer paso a la nueva línea de negocio renovable que Eléctrica de Cádiz está desarrollando" y ha indicado que el siguiente paso "será implantar otras diez plantas fotovoltaicas en las subestaciones que la eléctrica tiene en la ciudad".

Esta nueva línea de negocio se inició el pasado 1 de enero de 2017, cuando Eléctrica de Cádiz obtuvo la certificación de que la electricidad que compra y vende a sus clientes es cien por cien renovable. De tal forma que, desde el pasado mes de marzo, inició "su andadura en la producción de energía renovable en la propia ciudad, empezando por las propias oficinas de la empresa".

Contador