Firmado el convenio para la puesta en marcha del bono social eléctrico que beneficiará a 2.000 familias gaditanas

La firma del bono social eléctrico
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE CÁDIZ
Publicado 04/07/2017 16:15:11CET

CÁDIZ, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cádiz, la comercializadora y suministradora Eléctrica de Cádiz y la Fundación Eléctrica de Cádiz han firmado este martes los convenios que permitirán poner en marcha el bono social gaditano que aspira a mejorar las condiciones de vida de unas 2.000 familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

El alcalde de la ciudad, José María González, ha destacado la importancia ahora de la "coordinación y el trabajo en equipo" que debe seguir a la firma de los convenios, para que "el compromiso del Ayuntamiento y de la empresa municipal de electricidad por garantizar unas condiciones de vida dignas a las familias que peor lo están pasando, sea un hecho cuanto antes", según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

José María González ha subrayado la importancia de este bono social gaditano, ya que debido a que el 80 por ciento de la ciudadanía tiene contratado el suministro con Eléctrica de Cádiz y que la empresa no es comercializadora de referencia, por lo que no puede acogerse al bono estatal.

Por ello, ha indicado que han dado "un paso adelante para asegurar el acceso a la energía a las familias en situación de vulnerabilidad y esto ha sido posible gracias al compromiso de todos los partidos". Un compromiso que esperan que "se materialice también en colaboración en los siguientes pasos".

Asimismo, González ha puesto de relieve el proceso participativo que se ha desarrollado para tener una propuesta de bono social legitimada por la sociedad civil gaditana. Así, ha recordado que la iniciativa de crear un bono social alternativo nació de organizaciones sociales que presentaron un escrito avalado por miles de firmas al Ayuntamiento para su creación.

Posteriormente, el pleno del Ayuntamiento de Cádiz aprobó la creación del bono social alternativo el 30 de octubre de 2015 y con él la creación de la Mesa contra la Pobreza Energética en la que han estado presentes asociaciones como Cáritas, Cruz Roja, Asociación Pro Derechos Humanos, la Asamblea Luis Pérez- San Mateo 15M, Mujeres de Acero, Fundación Dora, Fundación Virgen de Valvanuz, Asociación Cardijn, Agaden, Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril o Equa.

A este trabajo se ha sumado el realizado por un grupo de trabajo creado en la Concejalía de Asuntos Sociales que ha realizado recomendaciones y el estudio de consumo energético en familias vulnerables realizado por el Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos de Cádiz para identificar qué cantidad de energía y potencia bonificar en Cádiz. La propuesta se ha reforzado con un informe jurídico externo y varios internos, un informe técnico de la gerencia de la empresa, tres convenios que han contado con el visto bueno de secretario e interventor municipales y la negociación con los partidos políticos.

El alcalde ha querido incidir en que la puesta en marcha de este bono "no afectará a la factura de los usuarios ya que estará financiado con una donación voluntaria de beneficios de la suministradora de 600.000 euros cuyos beneficios anuales han oscilado entre los ocho y diez millones de euros en los últimos años".

Por su parte, el presidente de la Fundación Eléctrica de Cádiz, José Blas Fernández, ha valorado la puesta en marcha de esta iniciativa que viene a complementar a las ayudas que se conceden desde el área de Asuntos Sociales.

El bono social gaditano supondrá una bonificación en la factura. La cantidad de energía bonificada está determinada por la renta per cápita de la familia y por el número de habitantes de la vivienda. Asimismo se tendrán en cuenta las necesidades específicas que pudieran requerir una cantidad de energía mayor (maquinaria para movilidad o respiración, por ejemplo) y si hubiera, otras circunstancias que supongan mayor vulnerabilidad.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha indicado que hay dos tipos de bonos. El bono tipo uno está pensado para familias sin ingresos o cuyos miembros tengan como máximo unos ingresos de 119 euros al mes por persona descontando el alquiler de la vivienda o la hipoteca. A estas familias les corresponde un bono del 100 por cien de la cantidad de energía necesaria para cubrir los servicios energéticos básicos en Cádiz y una bonificación de 2,3 kilovatios de potencia contratada durante un año con posibilidad de renovación.

Las familias cuyos miembros tienen unos ingresos por persona al mes de entre 119,81 euros a 186,38 euros, descontado alquiler de la vivienda o la hipoteca, tendrán derecho a un bono del tipo dos, el 50 por ciento de la cantidad de energía necesaria para cubrir los servicios energéticos básicos y una bonificación de 2,3 kilovatios de potencia contratada. Este bono estará vigente entre seis meses o un año, según las circunstancias de las familias, y podrá renovarse.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies