La Fundación Cajasol impulsa un estudio sobre el atractivo turístico de la Bahía de Cádiz

Publicado 20/04/2017 18:49:03CET

CÁDIZ, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Feansal, Felipe Berenguel, el delegado de Feansal en la provincia de Cádiz, Eduardo Moreno, y la delegada de la Fundación Cajasol en Cádiz, María del Mar Díez, han presentado este jueves un estudio de obra propia de la Fundación Cajasol sobre el atractivo turístico en la Bahía de Cádiz.

Según ha detallado Cajasol en una nota, el proyecto, que prevé culminarse entre finales de 2017 y principios de 2018, será puesto a disposición de las diferentes áreas municipales de desarrollo local de los ayuntamientos de la Bahía, al igual que a la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz y la Diputación Provincial de Cádiz.

La intención es, según ha apuntado, beneficiar al conjunto de las empresas de la Economía Social en Cádiz, que cifra 535 empresas que generan un empleo estable de 4.704 personas, así como al conjunto de desempleados de la zona, a estudiantes del sector y a trabajadores precarios que viven en torno al paisaje vital de la Bahía: "furtivos, mariscadores, pescadores, artesanos, salineros, marinos, una población afectada en torno a 30.000 personas", ha apuntado.

El trabajo de investigación pretende "delimitar, identificar y localizar elementos destacados para el impulso turístico en la Bahía de Cádiz, contribuyendo a elaborar un censo de los diferentes atractivos culturales, sociales, medioambientales y económicos de este entorno territorial; incluyendo eventos, fiestas, actividades productivas de interés, actividades de ocio-aventura, paisajes especiales, monumentos, hechos histórico y cualquier otro que pudiéramos identificar", han explicado los responsables de Feansal.

Añaden a ello "identificar, contextualizar y localizar recursos endógenos en el ámbito de la innovación tecnológica y de la economía social ampliada del territorio que pudieran dar soporte operativo y funcional de desarrollo y cobertura a este sector turístico".

En definitiva, se trata de analizar lo que los turistas valoran a la hora de tomar su decisión de visitar las diferentes localidades y diseñar así rutas o planes turísticos con garantías de éxito que repercutan en la economía de la zona.

Asimismo, el estudio delimitará aquellos supuestos atractivos turísticos que presentan "algún tipo de irregularidad" y presentará un mapa detallado de recursos naturales, humanos, tecnológicos y financieros para el desarrollo y explotación de estos valores de interés turísticos, poniendo el enfoque en la innovación tecnológica, en los servicios para el turismo cultural antiestacional, en la producción artesanal y en estrategias de economía social ampliada.

Un vez terminada la primera fase del proyecto durante este mes de abril, los técnicos llevarán a cabo el trabajo de campo durante el segundo y tercer trimestre del año, dejando el análisis definitivo para finales de 2017.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies