Junta: Bajar impuestos es "complicado" sin clarificar los ingresos del Estado

Manuel Jiménez Barrios, vicepresidente de la Junta de Andalucía
EUROPA PRESS
Actualizado 04/09/2015 14:06:51 CET

CÁDIZ, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha reconocido que "los compromisos ya contraídos" y la "falta de clarificación" de los ingresos provenientes del Gobierno central hacen "bastante complicado" incorporar una bajada de los impuestos en los presupuestos andaluces para 2016, tal y como exigió Ciudadanos (C's) al firmar el pacto de investidura.

Así lo ha indicado Jiménez Barrios en Cádiz al ser preguntado por el anuncio de C's de que no apoyará los presupuestos si no contemplan una bajada del tramo autonómico del IRPF.

El vicepresidente ha explicado que la Junta "confía" en sacar adelante sus presupuestos "despejando antes las incertidumbres" que tienen que ver con los ingresos del Estado, pues "antes de fabricar el estado de gastos hay que aclarar los ingresos".

Ha hecho referencia concretamente a los 1.700 millones de euros con los que Rajoy anunció en julio en Sevilla que contaría Andalucía, pero "sin decir que tenían letra pequeña y que la gran parte tenía que destinarse a la amortización de la deuda", ha criticado.

Asimismo, ha aludido a los 265 millones del Fondo de Convergencia en negativo para Andalucía "que nadie hasta el momento ha podido explicar", sobre todo teniendo en cuenta que "Andalucía es una comunidad cumplidora" y que el año pasado cumplió el objetivo de déficit.

UNA OPORTUNIDAD PARA "NO DAR LA ESPALDA A ANDALUCÍA"

Al respecto, ha enfatizado que el PP tiene "una oportunidad para demostrar que no sigue dándole la espalda a Andalucía" y ha dicho que esos 265 millones son "una prueba de fuego" para el PP, al igual que los 1.700 millones, que pide que "vengan incondicionados para que puedan destinarse a los dos temas fundamentales: la creación de empleo y el sostenimiento del Estado de bienestar".

Ha argumentado que, "si es verdad que empieza la reactivación económica", es también el momento de que la Junta obtenga una financiación "correcta y adecuada para que pueda elaborar un presupuesto que acompañe a esa reactivación".

A la situación de "incertidumbre" antes indicada, ha añadido que "Andalucía está perdiendo cada año 1.000 millones de euros en el presupuesto" al estar soportando "a pulmón" cuestiones como la dependencia.

También ha sumado los "compromisos ya contraídos" de restaurar en su totalidad la paga extraordinaria o incorporar del 75 al cien por cien al personal sanitario en jornada y salario, por lo que es "bastante complicado" incorporar una bajada de impuestos en el presupuesto de 2016.

Por ello, ha anunciado que la Junta va a dedicar este periodo a "trabajar y pelear fuerte" porque los 1.700 millones anunciados por el Gobierno "sean incondicionados y vengan libres de ataduras y letra pequeña", y también para que no se "obligue al pago" de los 265 millones, lo cual "posibilitaría otro escenario".