La Junta recuerda que la función principal de los embalses es regular el volumen de agua y minimizar riesgos

Publicado 19/03/2018 23:30:22CET

CÁDIZ, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ángel Acuña, ha lamentado las críticas a la gestión de embalses durante estos días de intensa lluvia en la provincia de Cádiz y ha reprochado el "desconocimiento" de los que "parecen olvidar que la función principal de estas infraestructuras es precisamente regular la llegada del agua de la lluvia y evitar que llegue con todo su caudal a las poblaciones y el campo, minimizando los riesgos y evitando posibles daños".

Acuña ha recordado que precisamente al embalse de Bornos ha entrado este fin de semana un caudal de agua que ha alcanzado picos de hasta 700 metros cúbicos por segundo, mientras que el desembalse controlado que se ha realizado ha sido "absolutamente medido, calculado y de alrededor de 100 metros cúbicos por segundo".

En la misma línea, el representante de la Junta de Andalucía ha hecho hincapié en que "se trata de la presa ubicada en la zona geográfica más lluviosa de España e irremediablemente cuando llueve como lo ha hecho estos días hay que liberar parte de esos caudales de agua por razones de seguridad cuando llega a las cotas establecidas para ello".

El delegado también ha puesto de relieve que durante estos periodos de intensas lluvias hay personal técnico vigilando la situación de las diferentes cuencas hidrográficas de la provincia de Cádiz las 24 horas del día, tomando datos y haciendo cálculos "para tomar las decisiones adecuadas que permitan que el agua se embalse, que no haya anegaciones ni riesgo para las poblaciones, y que el recorrido de los caudales provocados por las precipitaciones se controlan de la forma más equilibrada posible".

"Cuando se toma la decisión de desembalsar, de realizar una regulación de esos caudales se hace con todos los datos posibles y elementos de juicio suficientes para ello", ha apuntado antes de añadir que "los desembalses se hacen precisamente cuando llegan las lluvias porque es cuando entra el agua, en este caso con una intensidad importante, y es cuando procede regular por laminación con la afección mínima".

Del mismo modo, Acuña ha cuestionado que "difícilmente el desembalse de Bornos ha podido causar daños en comarcas como la Sierra, ya que el agua no sube hacia esa zona; o Costa Noroeste, ya que estos caudales tienen salida a través del Guadalete que no va más allá de El Puerto de Santa María".

En este sentido, ha explicado que este lunes se han celebrado reuniones de los comités de gestión de todas las cuencas de la provincia de Cádiz, unos encuentros en los que han participado también representantes de los agricultores y de las comunidades de regantes "y en los que no se ha expresado ninguna crítica a esta actuación, sino que por el contrario hay regantes que nos han felicitado por la intensa labor del equipo de la Delegación de Medio Ambiente estos días controlando embalses, presas, el azud y todos los elementos a nuestro alcance para evitar los daños que podrían haber provocado las fuertes lluvias".

Como ha explicado el delegado, el propio representante de Asaja presente, su secretario general, "no ha manifestado ninguna opinión contraria al desembalse en el Comité de Gestión de la Cuenca del Guadalete, que es el que se puede ver afectado por Bornos".