Ministerio de Igualdad prepara un informe de evaluación sobre los tres años de vigencia de la Ley de Violencia de Género

Actualizado 19/05/2008 15:36:49 CET

CÁDIZ, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, anunció hoy en Cádiz que se está elaborando un informe de evaluación sobre los tres años de vigencia de la Ley Integral contra la Violencia de Género que "servirá de base y diagnóstico" para a la próxima conferencia de presidentes --que será monográfica sobre violencia de género-- con el fin de lograr una "mayor eficacia" contra "una de las peores lacras sociales de la actualidad".

En rueda de prensa, Aído explicó que dicho informe de evaluación se está realizando en colaboración con las comunidades autónomas y todos los ministerios implicados en la Ley. El documento se presentará en la próxima conferencia de presidentes, que "debe servir para dar un impulso a la Ley" y para lograr "el reconocimiento y el compromiso de todos los poderes públicos ante este problema".

Según dijo, con ello se pretende garantizar una "mayor eficacia" en el sistema de protección de las mujeres víctimas de la violencia de género, así como "mayores recursos y mayor prevención y sensibilización social", ahondando en un sistema de convivencia que "garantice más igualdad y respeto en las relaciones de pareja".

En este sentido, anunció que el Ministerio de Igualdad está trabajando en una campaña de sensibilización y concienciación que se pondrá en marcha este verano, ya que "la cifra de mujeres asesinadas se dispara en épocas vacacionales".

Así, aunque la campaña se iniciará en verano tendrá "un carácter permanente" que incidirá en un doble sentido: por una parte la protección a las víctimas y, por otra, ahondará en la necesidad de procurar "un mayor aislamiento social a los agresores".

Finalmente, Aído recordó que España se situará como "referente internacional en cuanto a la ampliación de derechos de la ciudadanía", con la Ley de igualdad de trato "que se va a impulsar", la Ley integral contra la violencia de género, la Ley de igualdad social entre hombres y mujeres, y con la complementación de dos Directivas europeas del año 2000 sobre la no discriminación por razón de etnia y otra sobre la no discriminación en el empleo por razón de orientación sexual, orientación religiosa, edad o discapacidad.