M.La Junta financia una planta pionera en el mundo para potabilizar agua con nuevas tecnologías

Actualizado 29/11/2010 14:57:21 CET

CÁDIZ, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, y la Universidad de Cádiz (UCA) han finalizado la implantación en Puerto Real de una planta piloto que servirá como laboratorio de una nueva tecnología de potabilización del agua corriente, la nanofiltración. El proyecto está financiado por la Consejería con 490.528 euros para realizar la investigación de una instalación única en el mundo.

En la presentación del proyecto, el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha destacado su importancia como modelo de gestión eficiente y sostenible del ciclo integral del agua, ya que se pretende conseguir un agua potable de mayor calidad para su consumo con el menor coste posible y con la utilización de energías renovables.

En este sentido, el consejero y el rector de la UCA, Diego Sales, han resaltado las posibles ventajas de esta nueva tecnología con respecto a la potabilización convencional, remarcando que gracias a este estudio se podrá evaluar su viabilidad a la ora de su implantación en un futuro.

La planta piloto está situada en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de El Montañés, en Puerto Real, donde ya se ha finalizado la primera fase del proyecto, consistente en la creación de una instalación que cuenta con una capacidad para tratar 50 metros cúbicos de agua diarios. La planta servirá como laboratorio de un nuevo sistema de potabilización del agua mediante membranas de nanofiltración, con ventajas con respecto al tradicional, como el hecho de que no se generan lodos.

Además, la planta está diseñada para trabajar autónomamente, empleando el viento y el sol, además del hidrógeno, recursos totalmente limpios y renovables que no dejan huella energética alguna. La instalación cuanto con dos aerogeneradores, 20 módulos fotovoltáicos y una pila de combustible de 0,8 KW alimentada con hidrógeno embotellado.

Así, el grupo de investigadores de tecnologías de Medio Ambiente de la UCA trabajará ahora en evaluar el potencial de la nanofiltración para complementar o sustituir el tratamiento convencional con el objetivo de obtener un agua potable de máxima calidad y garantía sanitaria al mínimo coste.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies