Los parados que protagonizaron una huelga de hambre se mudan a vivir a las puertas del Ayuntamiento de Jerez

Actualizado 20/07/2010 16:30:10 CET

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los dos parados jerezanos que a finales del mes de junio llevaron a cabo una huelga de hambre frente a las puertas del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), a fin de encontrar un empleo, han regresado este martes a las puertas del Consistorio para exigir, además de trabajo, "una vivienda digna".

Según explicó a Europa Press uno de los dos parados, Francisco Perea, a quien esta mañana arropó su mujer y dos hijos, "vamos a vivir a las puertas del Ayuntamiento porque hemos sufrido el embargo de nuestras viviendas al no contar con un salario con el que poder pagarlas". Además, indicó que a la espera de que la Policía Judicial haga efectiva la orden de desahucio, su mujer "está buscando con quién dejaré a los niños" para sumarse a la protesta.

Por su parte, Antonio Morón señaló que necesita una vivienda "para poder ver a mis hijos", ya que, según afirma, desde que se divorció hace un año "estoy sin casa" y pese a que comparte custodia "no tengo lugar en el que atender a mis hijos".

Los parados, que confían en la caridad de los jerezanos para hacer más llevadera su estancia a las puertas del Consistorio, piden la intervención de la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, y del delegado municipal de Bienestar Social, José Manuel Jiménez, para buscar una salida a su situación, recibirán a lo largo del día "unos colchones donde pasar la noche" por parte del sindicato CGT.

Tanto Francisco como Antonio reiteraron que confían en que "el Ayuntamiento, ante la situación de desamparo en la que nos vamos a encontrar, nos ofrezca una vivienda de las que posee Bienestar Social para las personas desahuciadas", máxime cuando dicen sentirse engañados por el Grupo Municipal Socialista, desde donde, aseguran, se les prometió trabajo para que abandonasen la huelga de hambre, algo que ha sido negado rotundamente por los socialistas, quienes sí reconocen que mantuvieron una reunión donde se les aportó información "sobre los criterios que existen para acceder a un empleo público que tienen que ser respetados según la legalidad vigente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies