Picardo insta a aparcar "bravuconadas" y dialogar "sin cruzar líneas rojas"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Picardo insta a aparcar "bravuconadas" y dialogar "sin cruzar líneas rojas"

Fabián Picardo, en un acto este martes en Sevilla
EUROPA PRESS
Actualizado 19/10/2016 13:10:37 CET

CÁDIZ, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha asegurado que existen fórmulas para que, tras el 'Brexit', se produzca un acuerdo con la Unión Europea (UE) que permita a la colonia acceder al mercado único y el libre movimiento de personas, si bien España es "el único problema" al decir que "el precio debe ser la soberanía". Por ello, ha hecho un "llamamiento a la reflexión" y a "dejar las bravuconadas en los titulares de la prensa" para sentarse a dialogar a fin de encontrar soluciones "sin que ninguna de las dos partes --por España y Gibraltar-- tenga que cruzar sus líneas rojas".

En una entrevista a Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Picardo ha asegurado que Reino Unido saldrá de la UE, pero eso "no quiere decir que no tenga una relación muy estrecha con la UE". En su opinión, Reino Unido va a tener en la negociación "una relación multifacetada para sus territorios", incluyendo Gibraltar, y "nadie se va a oponer a eso, sólo la posición de España" respecto a la soberanía.

Ha dicho que "no es cierto" que no exista otra alternativa que aceptar la cosoberanía como sostiene el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo. Sí coincide con él en que es posible crear en Gibraltar y en la comarca campogibraltareña "un paraíso" para la generación de riqueza y empleo, pero "nunca" aceptando que ondee en el Peñón la bandera española.

Ha explicado que no pretende que Gibraltar sea miembro de la UE, sino que, "sobre la salida de Reino Unido, el acuerdo que se haga en relación a Gibraltar siga dándonos la oportunidad de acceso al mercado único y libertad de movimiento". Ha subrayado que no se trata de algo imposible, poniendo como ejemplo los casos de Andorra, Liechtenstein, Móncaco o San Marino, "todos ajenos a la UE pero que tienen acuerdos de asociación".

Según ha resaltado, Gibraltar no está buscando lo bueno de formar parte de la Unión Europea sin asumir lo que conlleva, ya que el Peñón "está dispuesto a aceptar absolutamente todo del aquí comunitario".

Por otra parte, ha indicado que "Gibraltar lo que quiere es que España y Reino Unido se lleven bien y no ser un escollo para las relaciones", al tiempo que ha apuntado que se equivocan aquellos que postulan que Gibraltar es un problema para Reino Unido, pues la colonia tiene "apoyo en la Cámara de los Comunes y de los Lores, así como de la sociedad británica", revelándose el Peñón como "un gran activo estratégico y táctico, en particular en el mundo post 'Brexit'".

NO DEJARÁN DE SER BRITÁNICOS

El ministro principal ha insistido en que "en absoluto" están dispuestos a negociar algún aspecto de la soberanía para quedarse dentro de la UE. Así, ha recordado que en 1967 y en 2002 el pueblo gibraltareño votó mayoritariamente en referéndum que quería seguir siendo británico. En el referéndum del 'Brexit' votó que quería seguir siendo británico y seguir dentro de la UE, pero "eso no quiere decir que por seguir dentro de la UE estemos dispuesto a deshacer el otro voto".

Ha enfatizado que si el precio a pagar es el que fija Madrid respecto a la soberanía, entonces Gibraltar "va a aceptar ser un tercer país a la UE, y por fin se van a dar cuenta en España de que la Verja es una frontera". Ha confiado en que, llegado ese caso, "España no se porte peor con esa frontera exterior que con otras".

El ministro principal de Gibraltar ha dejado claro que no se trata de una cuestión de "orgullo", sino que ha "nacido británico" y se identifica con ello. Por tanto, no le parece "procedente" dicho planteamiento y pide que se afronte esta situación partiendo de la base del "respeto".

Al ser preguntado al respecto, Picardo ha dicho que no ha hablado del asunto con el Rey Felipe VI, si bien está convencido de que "se entenderían" por ser de "una misma generación" que comprende a la gente y al mundo de una forma similar. Por ello, ha considerado que el Rey "nunca se va a apuntar a imponer a un pueblo una cosa en contra de sus deseos".

En cuanto al discurso de Felipe VI en la Asamblea General de Naciones Unidas en el que se refirió a Gibraltar como un "anacronismo", Picardo ha manifestado que, al igual que ocurre en Reino Unido con la Casa Real, se habrá limitado a "leer un discurso aprobado y preparado por el Gobierno".

DIÁLOGO "CON TODOS LOS IMPLICADOS"

Fabián Picardo ha destacado el buen entendimiento con sindicatos, con la Junta de Andalucía y con partidos como el PSOE y Podemos, de manera que el PP y el ministro Margallo se han quedado "solos". Por ello, ha defendido que "no es traición sentarse a hablar y a buscar una solución buena para la gente que representamos", que es "lo que pide el pueblo".

Así, ha insistido en la necesidad de articular una mesa en la que "abundar en la buena vecindad" y en la que, además de Reino Unido y España, estén presentes Gibraltar y "todas las voces implicadas".

La idea es dejar al margen la cuestión de la soberanía y "trabajar conjuntamente para proteger el empleo" que hay actualmente y crear más en el futuro. En su opinión, hay que "invertir el tiempo que perdemos en pelearnos en hacer un ejercicio para vendernos internacionalmente", convencido de que podría pasarse de los 12.000 empleos actuales a los 100.000.

Ha dejado claro que Gibraltar no tiene el problema de Inglaterra con la inmigración, ya que para la colonia, los 12.000 trabajadores españoles que cruzan diariamente la Verja "son esenciales, no son gente que nos quitan nuestro puesto de trabajo".

Finalmente, ha aseverado que, si finalmente no hay acuerdo y acaban siendo un país tercero, "lo que ocurra en la frontera será parte de lo que decida España". En este sentido, ha dicho que Marruecos es un país extracomunitario y su frontera "es, incluso en la OPE, más ágil que la de Gibraltar", pues "se sabe" que la Verja "fluye o no en función de si el ministro está de buen o mal humor". Por ello, espera que Margallo "esté de buen humor si se sale de la UE", ha ironizado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies