La Policía de la Junta incauta en 2014 más lotería ilegal en la provincia que en el resto de Andalucía

Publicado 01/03/2015 11:32:49CET

CÁDIZ, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía adscrita a la Junta de la provincia de Cádiz ha realizado, en el Área de Juegos y Espectáculos, la labor más intensa de Andalucía de la lucha contra los sorteos ilegales y la incautación de boletos de estas loterías. De hecho, en la provincia se han incautado en 2014 un total de 136.826 boletos ilegales, cifra que no es alcanzada ni siquiera por la suma de los boletos intervenidos en las restantes provincias andaluzas.

Según datos facilitados por la Delegación de la Junta en Cádiz a petición de Europa Press, la labor de la Policía de la Junta en esa área es activa en cuatro parcelas: boletos ilegales, bingos ilegales, póquer ilegal e irregularidades en máquinas recreativas.

Respecto al área de boletos ilegales, cabe reseñar que, entre las organizaciones ilegales que actúan en la provincia, "están OID, OIDD, la Paloma, Orda, la Blanca, la Blanquita o la Tira", que son "las más importantes".

En 2014 se han realizado 182 denuncias tanto a vendedores como a organizadores y distribuidores de las distintas loterías ilegales.

Fruto de estas investigaciones ha sido posible la incautación de 136.826 boletos ilegales, cifra que duplica el resultado del año 2013 y que no es alcanzada ni siquiera por la suma de los boletos intervenidos en las restantes provincias andaluzas.

La cifra de los boletos incautados durante el pasado año por los agentes de la Policía de la Junta supone un 85,1 por ciento más que la de 2013, cuando fueron intervenidos 73.895 boletos. Supera con creces los 21.892 boletos intervenidos hace dos años.

Cabe recordar que, en 2013, en toda la región se intervinieron 112.673 boletos de loterías que no cumplían la normativa vigente en Andalucía, y de esos, el 65 por ciento fueron requisados en Cádiz. Ahora la cifra de los boletos de la provincia supera "con creces" ese total gracias a la "buena labor" de los agentes.

BINGOS ILEGALES

En lo referente a bingos ilegales, en 2014 se han desmantelado en la provincia diez bingos ilegales que no cumplían ninguna de las normas prevista por la legislación autonómica, y se han intervenido 36.323 cartones y los elementos utilizados para la práctica de esta actividad.

A lo anterior hay que añadir el desmantelamiento de cinco partidas de póker en diferentes poblaciones de la provincia.

Además, la Unidad de Policía adscrita a la Junta también realiza inspecciones de las máquinas recreativas. La provincia cuenta con un parque de máquinas recreativas de 3.800 máquinas, de las cuales se han inspeccionado en el pasado año un total de 2.200 máquinas (58%).

De estas inspecciones sólo se han detectado 30 irregularidades que han dado lugar a 13 máquinas precintadas por graves incumplimiento de la normativa.

En el apartado de establecimientos públicos resalta la campaña realizada dando cumplimiento a al Plan de inspección de la Junta de Andalucía, que ha supuesto realizar la inspección de todas las discotecas de la provincia que cuentan con un aforo igual o superior a 700 personas.

Han sido inspecciones encaminadas a detectar aquellas fallos en las medidas de seguridad de estos establecimientos. Esta actuación ha tenido como resultado 46 actas de denuncia por incumplimientos en las medidas de seguridad y 15 actas por realizar actividades distintas de las autorizadas.

EXPEDIENTES POR JUEGO ILEGAL

Según los datos del Servicio de Juegos y Espectáculos Públicos de la Delegación de la Junta en Cádiz, en total durante el año pasado, y tras las actuaciones de la Policía adscrita, se incoaron los seis expedientes incoados en materia de bingos ilegales, 151 en materia de boletos ilegales, 23 en materia de máquinas recreativas y de azar, uno en materia de apuestas por peleas de gallo, nueve en materia de póker en locales no autorizados y tres en materia de salones de juego.

La Delegación de la Junta en Cádiz recuerda que el juego es una actividad regulada por Ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa.

Los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego "perjudican a los establecimientos y entidades que sí cumplen la legislación y suponen un menoscabo al erario público, ya que no abonan las tasas e impuestos correspondientes".

Asimismo, este tipo de actividades irregulares constituye una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener este tipo de locales.

Además de estas intervenciones, tanto la Policía Adscrita como los inspectores de la Junta realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito. Como parte de esta labor disuasoria, ofrecen información de la normativa vigente y de las repercusiones que acarrea su incumplimiento.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies