PSOE pide en Diputación de Cádiz instar al Gobierno central a proteger los intereses de los militares de 45 años

La portavoz del PSOE en la Diputación de Cádiz, Encarnación Niño
PSOE
Publicado 18/03/2018 10:25:42CET

CÁDIZ, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La diputada y portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Cádiz, Encarnación Niño, ha anunciado que una de las propuestas que el PSOE defenderá en el próximo pleno provincial será instar al Gobierno de España a proteger los intereses de los militares de 45 años.

En concreto, la propuesta solicita establecer la suspensión de la tramitación de los procesos y expedientes administrativos de pérdida de la condición de militar hasta que se conozcan las conclusiones de la subcomisión de régimen profesional de los militares de las Fuerzas Armada.

Según ha explicado Niño a Europa Press, esta circunstancia "afecta a militares de Tropa y Marinería que no poseen la condición de permanentes y están próximos al cumplimiento de los 45 años".

En este aspecto, los socialistas han pedido "que esta suspensión se efectúa hasta que se pongan en marcha por el Gobierno las conclusiones de la subcomisión de régimen profesional de los militares de las Fuerzas Armadas, y con ello las oportunas modificaciones legislativas que pueda conllevar", ha incidido la portavoz.

Así pues, Niño ha recalcado que "existe una verdadera necesidad de continuar avanzando en la definición y mejora de unas condiciones definitivas para los militares y que estas conjuguen las necesidades operativas de las Fuerzas Armadas y las oportunidades de desarrollo profesional y promoción a sus integrantes".

Por todo ello, ha vuelto a recordar la portavoz que "a iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista en noviembre de 2016 se aprobó en el Congreso de los Diputados la creación de una Subcomisión para el Estudio del régimen profesional de los militares de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas, un órgano que, a día de hoy, no ha finalizado su trabajo, por tanto, estamos aún pendientes de conocer sus conclusiones".

A todo lo anterior, la portavoz ha añadido que "a lo largo de las dos últimas décadas, hemos asistido a un profundo proceso de transformación de las Fuerzas Armadas y también del régimen de personal de nuestros ejércitos, especialmente la abolición en 1999 del servicio militar obligatorio".

De igual modo, Niño ha apuntado que "este cambio respondía a los deseos de la sociedad española y a líneas de modernización de otros ejércitos de los países de nuestro entorno, sin embargo no se contó con la planificación y los recursos presupuestarios necesarios para afrontar el tránsito a un modelo profesional de tropa y marinería".

"Cabe recordar que en el año 2004, el Gobierno socialista impulsó un plan de choque para paliar esta situación, pero enseguida se hizo patente la necesidad de abordar una reforma más de fondo con el objetivo de poner en marcha un nuevo modelo de profesionalización, basado en la calidad y la especialización para dar respuesta a las necesidades de las Fuerzas Armadas", ha subrayado Niño.

Asimismo, ha recordado que el PSOE estableció que "para los soldados y marineros profesionales que finalizaran el compromiso de larga duración a los 45 años y con, al menos 18 años de servicio, que no accedieran a la condición de personal permanente, se creó la figura del reservista de especial disponibilidad".

Sin embargo, como ha matizado Niño "en la propuesta pedimos al Gobierno que mientras se materializan los cambios normativos que se acuerden en la subcomisión, deben estudiar y, en su caso, activar militarmente a los Reservistas de Especial Disponibilidad que no estén insertados profesionalmente en la vida civil".

De la misma manera, la socialista ha solicitado "establecer las vías de homologación de los cursos y titulaciones obtenidas por su paso por las Fuerzas Armadas que se asimilen a los existentes en el sistema general de educación, algo que nos parece de justicia".

Por último, Niño ha querido señalar que "la Ley que pusieron en marcha los Gobiernos socialistas flexibilizó la obtención de especialidades y mejoraron los programas de formación para el desarrollo personal y profesional" y, del mismo modo, "reforzó las medidas sociales en cuanto a la protección por desempleo o incapacidad temporal, así como de las mujeres en las situaciones de embarazo, parto o postparto, para que no se causara baja en las Fuerzas Armadas".