Rafael Ávila: "Pensaba que me iban a matar. Temía por mi vida"

Juicio por el secuestro del empresario de Sanlúcar Rafael Ávila
EUROPA PRESS
Actualizado 16/03/2011 11:48:32 CET

CÁDIZ, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Rafael Ávila, el empresario de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) secuestrado en junio de 2008, ha declarado que "pensaba que me iban a matar" y que temió por su vida durante los 16 días que permaneció cautivo en un chalet de Almonte (Huelva).

La tercera sesión del juicio ha arrancado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cádiz con la declaración de la víctima del que ha sido calificado por la Policía como "el secuestro económico de mayor duración de los investigados en España" y en el que el secuestrado se encontraba "en peores condiciones".

Un total de ocho personas se sientan en el banquillo de los acusados desde el lunes. Entre ellos se encuentra Luis Miguel Rodríguez Pueyo, que ha reconocido su culpabilidad ante la juez y ser el ideólogo del secuestro, cuyo fin era obtener fondos para sufragar el secuestro posterior del también empresario Francisco Hernando, conocido como 'El Pocero'.

Rodríguez Pueyo ha señalado que la situación en la que se encontraba Ávila durante su cautiverio era "deplorable". En este mismo sentido se ha manifestado el acusado de custodiar al empresario, quien confiesa que las condiciones "no eran muy humanas".

En la sesión anterior también prestó declaración Raúl Brey, propietario de la finca, quien afirma que inicialmente desconocía los hechos y que fue manipulado por el cerebro de la trama para convertirlo en "cómplice" del secuestro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies