El Gobierno atribuye la tardanza en reabrir el puente Carranza a "amenazas" de la plantilla de Navantia

Actualizado 17/12/2013 22:41:09 CET

ROTA (CÁDIZ), 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha pedido al comité de empresa de Navantia Puerto Real que "condene" los destrozos realizados este jueves en el puente José León de Carranza "si realmente no han tenido nada que ver". Asimismo, explica que las labores de limpieza y reapertura de la vía se han demorado debido a las "amenazas" de estos trabajadores a los operarios de limpieza, habiéndose presentado incluso una denuncia por parte de las empresas encargadas de dichas tareas.

   En declaraciones a los periodistas en Rota (Cádiz), De Torre ha explicado que el puente José León de Carranza ha vuelto a ser abierto al tráfico a las 11,38 horas de este viernes y ha confirmado la detención de diez personas supuestamente relacionadas con los hechos, aunque ha cuestionado que "no tengan nada que ver" con la plantilla, ya que "uno no va por la carretera con esos instrumentos dentro del vehículo --los que fueron utilizados para causar los daños--, se para al ver cualquier tipo de follón y se dedica a hacer esos destrozos". También ha aludido a gestiones desde el comité para "interesarse por el estado de estos señores --por los detenidos--".

   Por ello, incide en que si la plantilla no tiene nada que ver, el comité debería "condenar estos hechos y pedir que se clarifiquen para quedar al margen de este tipo de actos vandálicos". Sobre los detenidos, indica que se les atribuyen delitos contra la seguridad vial, daños y desórdenes públicos. Una vez se les tome declaración, serán puestos a disposición de la autoridad judicial y no se descarta reclamarles daños y perjuicios.

   Los hechos tuvieron lugar en la tarde de este jueves, jornada en la que el comité de empresa de Navantia Puerto Real desarrollaba un encierro en la factoría para reclamar carga de trabajo. Explica De Torre que no estaba previsto que los trabajadores salieran del centro, pero lo hicieron "unos 120" que se situaron al borde de la carretera. De ellos, "seis trabajadores" se unieron a los diez detenidos por los destrozos en el puente.

   Ante el riesgo de lanzamiento de objetos a la carretera, se procedió a cortar el tráfico para garantizar la seguridad vial, ya que "la norma exige restringir el tráfico hasta que haya garantías de que se puede circular sin ningún tipo de problemas".

   Preguntado por el motivo por el que se ha tardado tanto tiempo en limpiar la vía y restablecer el tráfico, ha informado de que las empresas que iban a encargarse de la limpieza han presentado una denuncia por las "amenazas" que sufrieron sus empleados "por parte de los trabajadores de Navantia".

   Destaca De Torre que la cercanía de la factoría a la carretera hace que "cualquier lanzamiento de objeto" pueda provocar "heridas graves tanto a cualquier operario de limpieza" como a los vehículos que circulen por la vía.

   Por ello, los operarios no entraron a limpiar durante la noche, como aconsejaba la "prudencia y la cautela". Además, proteger los trabajos de limpieza durante la noche por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) también implicaba riesgo de "daños personales importantes" en ambos lados.

   Así las cosas, los trabajos se han llevado a cabo con la luz del día y ha podido restablecerse la circulación en el puente José León de Carranza.

   Opina el subdelegado que este tipo de actos no pueden achacarse a "incontrolados" dentro de la plantilla y ha reiterado su petición al comité de empresa de que condene los hechos y haga las declaraciones pertinentes si realmente no han tenido nada que ver.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies