Trabajadores de la empresa de autobuses de El Puerto exigen con paros parciales negociar un nuevo convenio

Actualizado 14/04/2012 17:39:10 CET

Este martes celebrarán una asamblea en la que no descartan adoptar "medidas más contundentes" a desarrollar a partir de mayo

EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ), 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La plantilla de la empresa de autobuses que opera en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María --compuesta por unos 60 trabajadores entre fijos y eventuales--, estudia llevar a cabo, a partir del próximo mes de mayo, paros de 24 horas para exigir la negociación de un nuevo convenio propio, una petición que les ha llevado a realizar ya paros parciales de tres horas en los dos primeros martes de este mes, una medida de presión que pretenden continuar en lo que queda de abril.

Así lo ha confirmado a Europa Press el presidente del comité de empresa, Matías Gautier, quien ha señalado que la decisión final acerca de la posibilidad de desarrollar paros totales la tomarán en asamblea este martes día 17, día en el que, además, protagonizarán, como cada martes de este mes de abril, un nuevo paro parcial, el tercero de los que llevan a cabo.

Las razones que les llevan a protestar de esta manera, ha explicado Gautier, son, por una parte, la "negativa", por parte de la empresa, a "sentarse a negociar con los trabajadores un nuevo convenio propio" para este año 2012, después de que quedara sin renovar el que tenían con la anterior compañía que, hasta junio de 2011, se encargó del transporte de autobuses en El Puerto de Santa María.

Además, los trabajadores reclaman el cobro de un "plus de mejora" de 120 euros que mensualmente recibían en sus nóminas desde el año 2009 a raíz de un conflicto que mantuvieron con la compañía, y que no cobran desde el pasado mes de enero.

El presidente del comité de empresa ha indicado que la anterior compañía se comprometió a abonar dicho plus a cambio de que, en el periodo de tiempo comprendido entre la fecha en que lo empezaron a cobrar y el 31 de diciembre de 2011, los trabajadores no llevaran a cabo nuevas protestas laborales.

De esta manera, según Gautier, la nueva empresa "se ha apoyado en esa fecha" para "anular" esa medida, "cuando lo acordado no era dejar de cobrar ese plus al final del año 2011, sino que esa fecha lo que determinaba era el plazo en el que la plantilla no podía llevar a cabo protestas económicas".

Esta decisión ha acarreado, por tanto, una "pérdida de poder adquisitivo" para los empleados, en palabras de dicho representante sindical, algo que, en su opinión, ha contribuido a "caldear aún más los ánimos de la plantilla", cuyos miembros "ya estaban suficientemente molestos porque cada año les costaba más mejorar sus condiciones económicas, y en esta ocasión no sólo no han mejorado, sino que éstas han empeorado".

Por otra parte, con este tipo de decisiones Gautier cree que lo que pretende la empresa, a la que el Ayuntamiento portuense --gobernado por Enrique Moresco (PP)-- encarga el servicio de transporte de autobús del municipio, es "valerse de los trabajadores como instrumentos para presionar al Consistorio" y que así éste le abone a la compañía una cantidad de dinero que, según el presidente del comité, le adeuda.

En ese sentido, ha señalado que este martes, además de la asamblea en la que podrían endurecer sus protestas, está previsto que los partidos de la oposición con representación en el Ayuntamiento presenten una moción en el Pleno con el que "emplazan al equipo de gobierno a sentarse a negociar con la compañía" para solucionar el conflicto.

Por último, el representante de los trabajadores de la empresa de autobuses ha querido dejar claro que la intención de la plantilla no es perjudicar a los ciudadanos con sus protestas, de ahí que hayan decidido llevar a cabo, primero, paros parciales de tres horas --que, en concreto, se desarrollan, alternativamente, de 9,30 a 12,30 horas o de 10,00 a 13,00 horas--, si bien ante la "falta de respuesta" a sus reivindicaciones, se han visto "obligados a endurecer sus medidas de presión".