Varios activistas europeos se concentran en el CIE de Algeciras (Cádiz) para pedir su clausura

Manifestación de la Apdha y Algeciras Acoge en el CIE
APDHA
Publicado 14/03/2018 13:49:34CET

ALGECIRAS (CÁDIZ), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Varios activistas europeos procedentes de Italia, Croacia, Reino Unido o Grecia se han sumado este miércoles a la concentración que la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) en el Campo de Gibraltar y Algeciras Acoge han convocado a las puertas del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras (Cádiz) con el objetivo de exigir el cierre definitivo de todos los CIE de España.

Sobre las 12,00 horas una veintena de activistas, según indican desde la Apdha, se han concentrado a las puertas del CIE algecireño para poner "ante los ojos de toda Europa la privación de libertad en condiciones vejatorias y humillantes que se producen de manera sistemática" en los CIE en España.

Tal y como ha indicado la Apdh en un comunicado, estos centros, "por los que en los últimos cinco años han pasado más de 42.000 personas, según datos del Ministerio del Interior, se encierra en condiciones inhumanas y hasta 60 días, a personas que no han cometido ningún delito".

Esto supone "una medida absolutamente desproporcionada en marco legal español, que solo prevé la privación de libertad para delitos graves", han abundado desde la asociación humanitaria.

Por ello, desde la Apdha han señalado que estos centros son una "aberración jurídica que incumple la Constitución, innecesaria dado que existen alternativas, y además consideran que son fruto de unas políticas racistas y criminalizadoras contra las personas migrantes".

"En definitiva, los CIE son instrumentos racistas, que vinculan migración y delincuencia y que refuerzan una sociedad dividida y fracturada", han censurado.

En lo que se refiere en particular al CIE de Algeciras, la Apdha ha recordado que existen diferentes resoluciones judiciales que ponen en evidencia las "precarias" condiciones en las que se encuentra el centro y sus instalaciones anexas en Tarifa, que han motivado la exigencia de reformas por mandato judicial para garantizar unas condiciones mínimas de habitabilidad, y que después de casi un año "siguen sin acometerse".

Por todo ello, las organizaciones humanitarias junto a los activistas europeos han pedido el cierre del CIE de Algeciras, la devolución del edificio al pueblo de Algeciras para su uso social y la inversión de los 20 millones de euros que se van a destinar a la construcción del nuevo CIE, en las "perentorias necesidades" que tiene Algeciras, tales como "la falta de albergue público, la escasez de viviendas sociales y los barrios olvidados".