Irene García participa en un documental con otros representantes contra la mutilación genital femenina

La presidenta de la Diputación, Irene González, en un rodaje
EUROPAPRESS/DIPUTACIÓNCÁDIZ
Actualizado 27/02/2017 11:24:40 CET

CÁDIZ, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, ha participado en un documental que pretende sensibilizar sobre la mutilación genital femenina con vistas a la erradicación de una práctica que han sufrido del orden de 200 millones de mujeres y de niñas en todo el mundo, en donde también han participado otros representantes institucionales.

De acuerdo con datos de organismos internacionales, unas 600.000 de estas mujeres que han padecido ese atentado contra su integridad física y contra su dignidad como personas viven en la Unión Europea (UE), y unas 57.000 de ellas residen en territorio nacional. En España, del orden de 17.000 niñas procedentes de África pueden estar a día de hoy en riesgo de padecer esta mutilación.

Según detalla la Diputación en un comunicado, Irene García aporta en su intervención en el documental la visión en torno a esa práctica a través de la óptica y los recursos de una Administración provincial, precisamente en un territorio al sur del sur de la Unión Europea y apenas distante 14 kilómetros del continente africano, de donde procede esta práctica aberrante de la que intentan escapar miles de niñas.

A lo largo del mismo, junto al testimonio de la titular de la Diputación, aparecen reflexiones de distintas responsables institucionales del ámbito nacional, regional y local, como la presidenta de Chile y exdirectora ejecutiva de ONU-Mujeres, Michelle Bachelet; la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

El documental, titulado 'La manzana de Eva', dirigido por el cineasta isleño José Colón Armario y producido por la firma Alquimistas Producciones Audiovisuales, cuenta con el respaldo de la Comisión Nacional Española de Cooperación con la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Se da la circunstancia de que el propio José Colón Armario ya dirigió hace unos años un proyecto también avalado por esa entidad internacional y que ha alcanzado una importante repercusión internacional, en torno a la persecución que los albinos padecen en determinadas zonas de África. Aquella película, 'Black man, White skin', ha recibido premios internacionales, fue proyectada en la sede parisina de la Unesco y aún hoy puede verse en un total de 190 países a través de la plataforma Netflix.

Así, la presidenta de la Diputación explica que "el respeto a los derechos humanos y la protección de la integridad y de la dignidad de las personas no entiende de fronteras. Todas las instituciones públicas, más allá de su ámbito local, nacional o internacional, debemos implicarnos en una tarea que, de hecho, tiene que inspirar obligatoriamente toda la actividad. A partir de esa premisa, los gobiernos locales no podemos ser ajenos a la lucha contra una práctica tan horrenda y tan denigrante como es la mutilación genital femenina".

"EL PRIMER CINTURÓN DE SEGURIDAD"

En este sentido, Irene García destaca que "por la cercanía a las personas como primer nivel de la Administración Pública, los gobiernos locales y provinciales somos el primer cinturón de seguridad al que pueden acogerse miles de niñas y de mujeres que huyen de esa abominable práctica". Asimismo, indica que hay que tener en cuenta que vivimos en un mundo global, en el que los flujos migratorios y los movimientos de personas son constantes, muy especialmente en territorios como este, que es puerta entre Europa y África.

"Esa globalización se ha traducido, por fortuna, en un intercambio cultural de carácter mundial, más fuerte que las fronteras y los límites entre estados. Y esa multiculturalidad debe traducirse en la incorporación de tradiciones y elementos enriquecedores procedentes de otras sociedades, al tiempo que contribuya a erradicar costumbres que hacen daño, perjudican o atentan contra el ser humano", añade.

A su juicio, la mutilación genital femenina es "una práctica injustificada y dañina, una costumbre atroz a la que debemos poner freno, cada uno en su ámbito de responsabilidad, pero todos con la misma implicación", ya que advierte de que los datos dicen que, si no se hace, "en la próxima década 90 millones de niñas serán mutiladas de forma atroz y algunas de esas niñas ya residen con nosotros".

Durante la grabación del documental, realizada en las playas de Zahara de los Atunes (Cádiz), la presidenta de la Diputación señala que "desde el sur del sur de la Unión Europea, a apenas un puñado de kilómetros de África, quiero destacar la importancia de proteger a aquellas mujeres que huyen de una realidad cruel".

"Por eso, en lugar de levantar muros, hoy debemos apostar por tender puentes, unos puentes que se eleven gracias a la complicidad de todos, que se apoyen sobre unos sólidos pilares en los que no caben diferencias ideológicas, religiosas ni de género ante esta amenaza real que golpea a miles de niñas y mujeres", concluye Irene García.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies