Juan Pablo Durán dice que "ninguna crisis puede ser la excusa" para dejar de atender a los colectivos más necesitados

Informe de Médicos del mundo y Medicus Mundi en el Parlamento
PARLAMENTO DE ANDALUCÍA
Publicado 19/03/2018 16:49:22CET

Médicos del Mundo y Medicus Mundi han presentado en el Parlamento 'La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria'

SEVILLA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, ha puesto de manifiesto este lunes que "ninguna crisis económica puede ser la excusa para que las administraciones dejen de atender a los colectivos que más lo necesitan, o para recortar presupuestos o derechos sociales". Durán ha hecho estas declaraciones en la presentación del Informe 'La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria' de Médicos del Mundo y Medicus Mundi.

En este sentido, según un comunicado, ha destacado que Andalucía "siempre ha estado un paso por delante" en las políticas de cooperación internacional, por la voluntad del gobierno y por la solidaridad del pueblo andaluz, algo que refleja este informe de las ONG's y que "es un motivo de orgullo, que no debe llevar al conformismo, sino a una mayor implicación". El informe destaca el crecimiento de la cooperación andaluza en más de cinco millones, que la sitúan en el primer puesto de la AOD autonómica.

Durán considera que la disminución de los fondos destinados a cooperación en los últimos años en España debe ser motivo de reflexión y ha recordado en este punto que además varias resoluciones aprobadas en las Cortes fijan como objetivo para 2020 aumentar el porcentaje de ayuda al desarrollo hasta el 0,40 por ciento del Producto Interior Bruto.

Y espera que este objetivo "se pueda cumplir y que los responsables políticos de este país estén a la altura de lo que demanda la ciudadanía". Así el presidente ha resaltado que la sociedad española es la más solidaria de Europa, según el Eurobarómetro de 2016, y la política de cooperación al desarrollo es apoyada por un 93 por ciento de la población.

Por eso, el presidente ha indicado que nuestro país debe destacar en políticas de cooperación, siendo esa una verdadera "marca España", como las principales herramientas de justicia social y proyección internacional de un país.

Durán ha recordado que el Estatuto de Autonomía de Andalucía proclama el principio de solidaridad internacional y recoge artículos específicos sobre inmigración y cooperación. Se trata, ha añadido, "de una singularidad propia de la norma andaluza que recoge en su articulado la sensibilidad social hacia las personas más necesitadas y su implicación en la cooperación internacional ya sea a título particular o a través de las acciones desarrolladas por el Gobierno de Andalucía y de las organizaciones no gubernamentales y sin ánimo de lucro".

En este sentido, ha apuntado que el Parlamento de Andalucía ha manifestado en sus 36 años de historia su apoyo a la cooperación y solidaridad internacionales con los países en vías de desarrollo; cada año reserva el 0,7 por ciento del presupuesto a la concesión de ayudas a la cooperación y solidaridad para ONGs.

Asimismo, ha señalado que los datos sobre ayuda humanitaria y la importancia de la salud dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible suponen una llamada de atención a todos los responsables públicos y de los gobiernos de España y de Europa.

A la espera de la aprobación definitiva del quinto Plan Director de la Cooperación española (2018-2021), Durán expresó su deseo para que todos los grupos parlamentarios y los agentes sociales implicados para que lleguen a los consensos necesarios para sacar adelante medidas que beneficien a las personas.

Además de los recursos que los poderes públicos destinan a cooperación, Durán considera que también hay que tener en cuenta fenómenos tan complejos como la crisis de los refugiados, los efectos del cambio climático, las nuevas tipologías de conflictividad violenta o los crecientes flujos migratorios que deben ser abordadas de manera multilateral, apostando por la defensa de los derechos humanos. Así, ha alertado de los 65 millones de personas desplazadas forzosamente y personas que malviven en campos de refugiados o que siguen muriendo en el mar.

"Debemos seguir alzando la voz para recuperar una Europa de acogida porque cientos de miles de personas ven nuestro continente como la única esperanza para salvar sus vidas", ha subrayado el presidente, que ha puesto en valor la labor diaria de cooperantes, misioneros, voluntarios, médicos y otros muchos profesionales andaluces y españoles en el exterior que están dando por los demás lo mejor de sí mismos, muchas veces arriesgando su propia vida en lugares de conflicto.

"Estas son las personas que queremos en Andalucía y sin duda vosotros representáis ese empujón necesario en las conciencias de muchos para acercarse a las ONGs y contribuir a mejorar la vida de los más necesitados", ha concluido.

INFORME

Félix Fuentenebro, de Medicus Mundi, y Teresa González Galiana, de Médicos del Mundo, han presentado el informe que refleja, entre otros datos, que, en 2016, los 29 países del CAD, representantes de algunas de las economías más potentes del mundo, han dedicado más fondos a atender las necesidades de quienes llegaban a sus países que en todas las crisis del mundo, donde se concentraban el 86 por ciento de las personas refugiadas y desplazadas y por tanto donde estaban las mayores necesidades.