La Junta defiende ante la reunión global de ONU-Hábitat un modelo de ciudad "inclusiva y espacio de igualdad"

Reunión global de ONU-Hábitat
JUNTA
Publicado 20/03/2018 13:50:25CET

GRANADA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha defendido este martes un modelo de ciudad "inclusiva y espacio de igualdad y no generadora de desigualdades, de exclusión social y económica" ante la reunión global de personas expertas de ONU-Hábitat.

Sánchez Rubio ha inaugurado, junto con el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, y la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, este encuentro que acoge la capital granadina hasta el 23 de marzo, organizado por ONU-Hábitat (Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos), con el apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aacid) y la colaboración del Ayuntamiento de Granada.

En su condición de presidenta de la Aacid, Sánchez Rubio ha reflexionado ante medio centenar de expertos que, en los últimos años, se viene "comprobando cómo las ciudades han dejado de ser espacios integradores y tierra de oportunidades" para convertirse, con demasiada frecuencia, en un lugar que propicia la exclusión social y económica y la segregación espacial.

Ha subrayado la trascendencia de este encuentro "ya que se va a realizar el primer informe sobre el Estado de la Implementación de la Nueva Agenda Urbana", apoyada por 150 países, cuya definición "sin duda ayudará a la consecución de lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles".

En este sentido, el Consejo de Gobierno andaluz ya acordó el pasado mes de enero la elaboración de la Agenda Urbana de Andalucía, documento que plasmará la estrategia autonómica para aprovechar el potencial y la contribución de las ciudades a los objetivos de la comunidad, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

El plan situará a Andalucía como comunidad autónoma pionera en el desarrollo de un instrumento impulsado por la ONU en el que ya trabajan la Unión Europea y el Gobierno central pero aún no los gobiernos regionales.

La titular de Igualdad y Políticas Sociales ha manifestado "la preocupación del Gobierno andaluz" por esta realidad, lo que le ha llevado a adoptar también una estrategia de intervención en zonas desfavorecidas, que ya se está desarrollando y que tiene como objetivo la elaboración de un nuevo mapa de estas áreas y actualizar las formas de intervención en las mismas.

Durante su intervención, Sánchez Rubio ha valorado el "intenso trabajo del Ayuntamiento de Granada en zonas desfavorecidas en coordinación con la Junta de Andalucía".

Según ha explicado, el proyecto de intervención en zonas desfavorecidas está financiado por el Fondo Social Europeo con algo más de 169,3 millones de euros en el marco 2016-2020, con el fin de mejorar la inserción socio-laboral de personas en situación o riesgo de exclusión social.

El diseño de la estrategia común de intervención en estas zonas continuará con la elaboración de planes locales de intervención, tras lo cual se financiarán actuaciones que desarrollarán ayuntamientos y entidades privadas sin ánimo de lucro. Este proyecto es transversal y cuenta con la colaboración de otros departamentos relacionados con las áreas de educación, empleo, vivienda y salud.

La consejera ha resaltado que lo "más importante de estas actuaciones es erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos", cumpliendo así los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incluye por primera vez un Objetivo de Desarrollo Sostenible (Objetivo 11 -Ciudades y Comunidades Sostenibles) que específicamente aborda estas cuestiones.

Ha repasado algunas iniciativas que se realizan a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo en los últimos años para lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean "inclusivos, seguros y sostenibles".

Entre otras, se ha facilitado a familias en situación de riesgo el acceso a viviendas dignas construidas con materiales adaptados a la climatología, como el bambú empleado en las casas para los damnificados del huracán Félix; las viviendas de adobe mejorado en La Paz Centro en Nicaragua y la reconstrucción de las viviendas y equipamientos colectivos en Santiago de Atitlan en Guatemala, tras la tormenta Stand.

La máxima responsable de las políticas sociales andaluzas ha indicado que las intervenciones se realizan directamente y a través de ONGDs, además de contar con los apoyos de los gobiernos locales como el proyecto que se está desarrollando con el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal.

Asimismo, ha recordado que la Junta de Andalucía ha colaborado financieramente con ONU-Hábitat en el programa de planificación y reconstrucción tras el reciente Terremoto de Ecuador. Actuaciones que han sido posibles "gracias a la suma de esfuerzos y capacidades" y al trabajo coordinado de diferentes agentes de cooperación como ONGDs, universidades y organismos multilaterales y estatales, entre otros.