La Diputación de Córdoba destina 600.000 euros a adecuar viviendas de personas mayores, discapacitadas y dependientes

 

La Diputación de Córdoba destina 600.000 euros a adecuar viviendas de personas mayores, discapacitadas y dependientes

Cañete presenta la convocatoria de ayudas de adecuación funcional del hogar
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA
Publicado 06/07/2017 13:20:22CET

El programa contempla ayudas para obras menores de adaptación y la adquisición de medios funcionales para viviendas habituales

CÓRDOBA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Bienestar Social y vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba, Felisa Cañete, ha presentado este jueves la convocatoria de ayudas del programa de adecuación funcional del hogar 2017, dotado con 600.000 euros y destinado al acondicionamiento de viviendas de personas mayores, discapacitadas o en situación de dependencia que presenten una pérdida de su autonomía personal.

Según ha indicado Cañete en rueda de prensa, las subvenciones están dirigidas a residentes en municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia en los que preste sus servicios el Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) y acrediten su condición de mayor de 65 años cuya renta no supere 1,4 veces el Iprem, estar en situación de dependencia con grados II y III o tener una discapacidad reconocida superior al 65 por ciento.

El programa contempla la financiación de obras menores para reparaciones de cuartos de baño, suelos antideslizantes, eliminación de desniveles, construcción de rampas, ensanchamiento de puertas, instalación de asideros y otras obras que mejoren su capacidad y movilidad.

La convocatoria, incluye, tal y como ha explicado la diputada provincial, una segunda modalidad dirigida a financiar la adquisición de ayudas técnicas y medios funcionales que favorezcan la autonomía de estas personas, como mobiliario adaptado, sillas de baño, grúas elevadoras, colchones antiescaras o menaje especial.

En ambos casos, debe tratarse de viviendas donde residan los beneficiarios de forma habitual. Para la primera modalidad, el importe máximo concedido asciende a 1.700 euros, mientras que en la segunda, esa cantidad es de 1.300 euros. En caso de solicitar subvención para las dos modalidades no se podrá conceder una cuantía superior a los 2.000 euros por unidad familiar.

Igualmente, Felisa Cañete ha puesto de manifiesto que esta iniciativa "favorece la movilidad, la autonomía y el bienestar de las personas en situación de dependencia, además de ayudar en su tarea diaria a las personas cuidadoras".

La también vicepresidenta del Instituto Provincial de Bienestar Social ha calificado, por tanto, este programa de "muy necesario y muy importante, ya que se persigue que las personas dependientes, con discapacidad o mayores puedan permanecer el mayor tiempo posible en sus hogares".

Según Cañete, se trata de "un programa con un gran impacto social, muy bien valorado tanto por los beneficiarios como por sus familiares y los propios trabajadores y técnicos del IPBS, sin olvidar sus beneficios en términos de empleabilidad para los municipios de la provincia".

PLAZO DE ACTUACIONES

En el caso de las obras de adecuación, los beneficiarios dispondrán de seis meses para su realización desde la notificación de la resolución o el pago efectivo de la obra realizada. En el caso de la adquisición de ayuda, el plazo es de tres meses.

En cuanto a la pauta de valoración para la concesión de ayudas y su cuantía, se determinará en función de la puntuación obtenida en la evaluación de las circunstancias económicas, familiares, personales y sociales del solicitante conforme al baremo establecido en las bases.

El plazo de presentación de solicitudes será de 30 días naturales a partir de este viernes día 7 (fecha en la que tendrá lugar la publicación de la convocatoria en el BOP). No podrán solicitar estas ayudas quienes hayan resultado beneficiarios en una convocatoria anterior.

En la convocatoria de 2016 fueron 1.076 las solicitudes atendidas en el marco de este programa, al que se presentaron 716 peticiones en 2015 y 521 en 2013, lo que demuestra, en palabras de la diputada "su gran aceptación y que era necesaria una nueva convocatoria para seguir adaptando las viviendas de estas personas que ven reducida su capacidad de movilidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies