Andalucía presenta un gasto no financiero per cápita de 3.909 euros, inferior a la media de las CCAA

Actualizado 05/04/2012 13:24:23 CET

El gasto andaluz asciende a 3.309 euros mientras que la media de las comunidades se eleva a 3.542 euros

SEVILLA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Andalucía presenta un gasto no financiero per cápita inferior --3.309 euros-- al promedio de las comunidades autónomas españolas --3.542 euros--, con un mayor peso de las operaciones de capital, que refuerzan el sistema productivo, y dedicando un especial esfuerzo a la protección social de dependientes y parados, empresas, sector servicios, e investigación, desarrollo e innovación, con el objetivo de mejorar el entorno económico y el bienestar de la sociedad andaluza.

Según han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, que ha analizado las estadísticas sobre la liquidación de los presupuestos de la Administración Central del Estado, Comunidades Autónomas y Entidades Locales, referidas a 2009, del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, con 27.874 millones de euros en 2009, Andalucía era la segunda comunidad autónoma con mayor nivel de gasto no financiero, tras Cataluña.

Si esta cifra se pone en relación a la población, Andalucía ocupa la posición quinta de las regiones con menor gasto público por habitante y, de este modo, tiene un gasto público per cápita casi un siete por ciento inferior a la media de las comunidades autónomas.

Diferenciando por grandes capítulos de gasto, se constata que el gasto público no financiero per cápita de Andalucía "es muy superior a la media de las comunidades autónomas en las operaciones de capital, que suponen en la región 750,9 euros por habitante, un 39,2 por ciento más que en el resto de comunidades autónomas".

Apunta que "esto es resultado de las políticas de oferta aplicadas, cuyo objetivo es incrementar las inversiones en factores productivos --infraestructuras o capital humano--, que posibilitan el aumento del crecimiento potencial de la economía".

Los gastos corrientes (personal, bienes y servicios, financieros y transferencias corrientes) presentan un nivel inferior al resto de comunidades autónomas, con 2.558 euros por habitante, frente a 3.054 euros, en concreto un 16,2 por ciento inferior.

Según la finalidad, destaca por su mayor importancia cuantitativa, los gastos en servicios públicos básicos y en producción de bienes públicos de carácter preferente --sanidad, educación, cultura, justicia, seguridad ciudadana--, que ascendieron a 2.165 euros por habitante, en cualquier caso, un 12 por ciento menos que en el resto de comunidades.

Mientras, el gasto en actuaciones de protección y promoción social, de carácter económico y general, que engloba pensiones y otras prestaciones económicas, fomento del empleo, acceso a la vivienda, sectores productivos, infraestructuras, I+D, servicios de carácter general y administración financiera y tributaria, fue de 1.144 euros por habitante, ligeramente por encima del resto de comunidades autónomas. (1.134 euros).

Las fuentes indican que "en gran medida, esta diferencia viene explicada por el mayor gasto per cápita en Andalucía en servicios sociales y promoción social; fomento del empleo; comercio, turismo y pymes; e investigación, desarrollo e innovación".

En 2009, el gasto público no financiero en España ascendía a 422.368 millones de euros, lo que representa el 40,3 por ciento del PIB generado en dicho año. Por tipo de Administración, el mayor porcentaje de gasto lo realiza el Estado (42,4 por ciento del total), seguido de las comunidades autónomas (39,6 por ciento), correspondiendo el 18 por ciento restante a las entidades locales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies