Carbonero defiende el "valor añadido" de la reforma de pensiones para Andalucía por la integración del Reass

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero.
CCOO
Actualizado 07/02/2011 12:57:57 CET

CCOO-A reúne a 200 cuadros sindicales en Sevilla para informar sobre el acuerdo social y económico firmado con el Gobierno en Madrid

SEVILLA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha defendido este lunes el "valor añadido" que supone la reforma de las pensiones para la Comunidad andaluza por la incorporación del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (Reass) al Régimen General, lo que llevará "con toda seguridad en los próximos años a una subida de las pensiones medias que permitirá converger con la media de las pensiones en España".

Carbonero que junto al secretario de Seguridad Social y Previsión Social de CCOO, Carlos Bravo, ha mantenido una asamblea en la capital andaluza con 200 cuadros del sindicato, entre estructuras provinciales y federaciones a nivel andaluz, ha destacado la importancia de dar a conocer a través de campañas de información y asambleas en centros de trabajo el acuerdo social y económico pactado con el Gobierno en Madrid.

Por su parte, Bravo ha resaltado la importancia de la "reconducción sustancial" de las propuestas del Gobierno para poder llegar a un acuerdo. De manera que ahora el sistema de pensiones asume en un futuro a medio y largo plazo el reto demográfico y financiero que se presenta, ya que "cada vez la gente vive más tiempo, más personas llegan a la jubilación y las pensiones nuevas son más elevadas". Así, ha indicado que este nuevo acuerdo de pensiones garantiza "el medio y largo plazo para la gente de edades medias y más jóvenes y lo hace reforzando la justicia interna del sistema".

Así, ha explicado que el esquema del acuerdo pasa por aceptar el Gobierno "que no va a haber una edad a los 67 años de jubilación generalizada y obligatoria", de manera que el resultado es "mixto": la edad de jubilación será entre los 61 y los 67 años y se incorpora la propuesta sindical de añadir el incentivo al retraso voluntario de la edad de jubilación.

De igual manera, Bravo ha apuntado la conveniencia de "salir del esquema de a los 67 años y con 38,5 años cotizados", porque el acuerdo también va a mejorar la cotización de autónomos y su protección social, también de los trabajadores del campo y de las empleadas de hogar.

En cuanto a las profesiones que por tener una especial penosidad o toxicidad podrán contar con otro sistema de jubilación, Bravo ha explicado que lo próximo será aprobar un procedimiento que señale qué profesiones deben tener un sistema de jubilación específico. Una vez concretadas, se planteará si es posible que haya una actividad alternativa, y en aquellos que no sea posible "habrá que establecer coeficientes reductores de la edad de jubilación. "Se jubilarán antes sin ninguna merma en su pensión y se establecerá una sobrecotización", ha subrayado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies