La Junta destaca que las cooperativas aportan casi el 14% al PIB andaluz con más de 4.300 empresas

La Directora General De Economía Social Y Emprendedores, Ana Barbeito.
EUROPA PRESS/JUNTA
Actualizado 24/02/2012 18:21:07 CET

HUELVA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Economía Social y Emprendedores de la Junta de Andalucía, Ana Barbeito, ha defendido este viernes la Economía Social como una alternativa económica "real y potente", que contribuye "indiscutiblemente" al desarrollo socioeconómico y a la cohesión territorial de Andalucía.

Barbeito ha mantenido un encuentro con alumnos de la Licenciatura de Administración y Dirección de Empresas (LADE) en la Facultad de la Merced en el que ha repasado la evolución de las cooperativas a lo largo de la historia y ha resaltado la importancia de este modelo de hacer empresas, donde la primacía la tienen las personas, con una organización horizontal, y que tienen como una de sus virtudes su compromiso social y su contribución al desarrollo local.

La directora general de Economía Social ha destacado que la Economía Social es un sector que ha resistido muy bien a la crisis y, en este sentido, ha puntualizado que, durante 2011, las más de 4.300 cooperativas andaluzas con más de 47.000 empleos sólo ha perdido un uno por ciento de los puestos de trabajo, después de que en el año 2010 se creasen un 0,8 por ciento de empleos que en el año anterior.

Barbeito ha justificado el buen funcionamiento y resultado del sistema organizativo de las cooperativas, poniendo como ejemplo el elevado peso específico en empleo y en forma de vida que la Economía Social tiene en países fuertes económicamente como Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Italia, Finlandia o Suiza, abogando por seguir apostando desde el Gobierno andaluz por el desarrollo de una economía en la que la persona, el talento y el conocimiento son la base de un modelo sostenible que hace compatible el sistema económico y la cohesión social.

Para la directora general de Economía Social y Emprendedores de la Junta, la propia organización horizontal de las empresas de economía social permite generar alternativas diferentes y creativas para la solución de problemas concretos, como son los derivados de la actual situación económica, ya que son entidades que buscan la competitividad por vías diferentes a los despidos, manteniendo el empleo porque es un objetivo a largo plazo y para toda la vida. A su juicio, la innovación en clave de cooperación es el mejor elemento contra la crisis.

La directora general de Economía Social y Emprendedores ha hecho referencia al recién firmado III Pacto Andaluz por la Economía Social y a la nueva Ley de Cooperativas, apuntando que es "menos reglamentista que la anterior", que databa de 1999, y que normaliza la competitividad de las cooperativas situándolas al mismo nivel que el resto de las empresas en el mercado.

Ana Barbeito ha subrayado que la apuesta decidida del Gobierno andaluz por la Economía Social se sustenta también en el Plan de Fomento de la Cultura Emprendedora en el Sistema Educativo andaluz para empezar desde joven a experimentar los valores de participación, de reparto de riqueza, de emprendimiento y de solidaridad para contar en un futuro con ciudadanos que monten empresas y que cuenten con herramientas proactivas basadas en la economía social.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies