La Junta destina 10,2 millones para la construcción de 220 viviendas en el barrio de Amate

Actualizado 28/12/2010 15:37:29 CET

La intervención, en la que participan también Ayuntamiento y Ministerio de Fomento, se desarrollará en la zona de Regiones Devastadas

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha autorizado la concesión de una subvención de 10,2 millones a la Empresa Municipal de Vivienda de Sevilla para las obras de renovación urbana del barrio de Amate, que incluyen la construcción de 220 nuevas viviendas en la zona de Regiones Devastadas. Estos edificios se emplazarán donde estaban los antiguos, ya demolidos.

El proyecto, en el que participan también el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Sevilla, supondrá una transformación del barrio con la construcción de cinco nuevos bloques de siete plantas que proporcionarán a los inquilinos viviendas más modernas y amplias que las antiguas, con dimensiones de entre 70 y 90 metros cuadrados.

La nueva construcción liberará un espacio público superior a los 3.000 metros cuadrados y prevé 1.510 metros cuadrados para uso terciario. Además, los nuevos edificios dispondrán de 241 plazas de aparcamiento y una superficie en la planta baja de más de 2.000 metros cuadrados para locales comerciales.

Las obras, que están próximas a licitarse, comenzarán durante el primer cuatrimestre del próximo año con una inversión global de 26,6 millones de euros y un plazo de ejecución que se extiende hasta 2013. En esta intervención, el Gobierno central aporta 7,2 millones y la Junta 10,2 millones, mientras que los 9,2 millones restantes serán sufragados por el Ayuntamiento sevillano a través de un préstamo cualificado, en cuya amortización participará también el Gobierno andaluz a través de las subsidiaciones en el marco del Plan Concertado de Vivienda y Suelo.

REALOJOS PROVISIONALES

Actualmente los vecinos están realojados provisionalmente en distintas viviendas proporcionadas por el Ayuntamiento hispalense. Las casas demolidas, un total de 210 repartidas en 18 bloques, tenían más de 50 años de antigüedad y sufrían un grave deterioro.

Por dicho motivo, el barrio fue declarado Área de Renovación Urbana (ARU), una figura contemplada en el actual Plan Estatal de Vivienda que prevé actuaciones de rehabilitación y mejora en aquellas zonas urbanas que sufren un evidente proceso de degradación física, social o ambiental. Esta figura prevé que en los casos, como la zona objeto de esta actuación, en los que sea inviable técnica y económicamente la rehabilitación, se pueda proceder a la demolición de las viviendas y construir nuevos edificios.

La intervención en el barrio sevillano de Amate responde al protocolo firmado en 2008 por el Gobierno central, la Junta y el Ayuntamiento con el objetivo de emprender las actuaciones necesarias para la demolición de las viviendas y la construcción de una promoción de nueva planta.

En virtud de este convenio, el Ministerio de Fomento se compromete a facilitar la financiación y el Consistorio hispalense a ceder las viviendas a los inquilinos, que se ofrecerán como viviendas protegidas en arrendamiento en régimen especial. Además, el Ayuntamiento se hará responsable de la gestión y conservación de las nuevas viviendas, que pasarán a formar parte del patrimonio público municipal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies