Rusvel prevé entrar este año en Marruecos, Perú y Panamá y estudia reprogramar sus planes ante los recortes

Actualizado 30/05/2010 13:22:18 CET

SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo sevillano Rusvel prevé desembarcar este año en Marruecos, Perú y Panamá, intensificará sus proyectos en el área de colaboración público-privada e incrementará su presencia en el mercado de la VPO, como forma de hacer frente a los anunciados recortes en materia de obras públicas anunciados por el Gobierno, lo que provocó que esté estudiando reprogramar sus planes estratégicos.

En una entrevista con Europa Press, el presidente y consejero delegado de Rusvel, Miguel Rus Palacios, precisó que el grupo cerró 2009 con un negocio de 60 millones y para 2010 está presupuestada una cifra de ventas de 90 millones de euros. Por su parte, la constructora Heliopol registró unas ventas por 51 millones en 2009 y en 2010 está previsto alcanzar los 65 millones de euros.

Rus, que precisó que la cartera de obra actualmente se cifra en 80 millones de euros, reconoció que "se está notando la bajada de licitación y de adjudicaciones" y apuntó que las perspectivas "empeoran con las medidas del Gobierno y de la Junta, toda vez que la paralización de inversiones públicas hace que la situación del sector se vuelva más complicada".

Apuntó que "si hemos vivido antes la crisis de los bancos, de las promotoras, ahora llega la crisis de los constructoras y la licitación de obra pública disminuirá de forma importante, de forma que en los próximos meses el reajuste del sector será muy duro".

"Ya nadie habla de brotes verdes, estamos en una situación complicada y todos necesitamos hacer ajustes", reconoció Miguel Rus, quien tras apuntar que la empresa "debe seguir eliminando gastos y costes", precisó que Rusvel esta "obligada a adelantarse a las circunstancias".

En ese sentido, explicó que ya hace dos años pusieron en marcha un plan estratégico con una serie de sectores de futuro "que suponen poner mas patas a la silla, para evitar caernos en el caso de que alguna empiece a flaquear". Esas tres patas que están potenciando son la internacionalización, la vivienda protegida, la colaboración público-privada y la apuesta por la innovación.

Rus indicó que los últimos recortes de inversiones anunciados por el Gobierno "nos obligará a aplazar y reprogramar por tercera vez en los dos últimos años nuestro plan estratégico", toda vez que "tenemos que estar preparados por si nos afectan los aplazamientos de obras".

De esta forma, Rusvel precisó que las actuales circunstancias provocan que "tomemos la decisión de salir ya al exterior, entrar en la VPO y especializarnos en colaboración público-privada allí donde seamos mas competitivos".

Agregó que Rusvel "deberá adaptar la estructura de la empresa a la nueva capacidad productiva y al nuevo volumen de ventas" y explicó en ese sentido que están analizando "los distintos escenarios que se pueden dar para así poder reaccionar y tomar decisiones de forma rápida para que la empresa sea competitiva".

"Tenemos que prepararnos ante posibles escenarios, reprogramar producciones ante las posibilidades que puedan darse, debemos estar preparados por si nos afectan las medidas", aseveró Rus, quien se mostró esperanzado de que "haya posibilidades de entendimiento entre administraciones y empresas y se puedan buscar acuerdos para que se puedan desarrollar esos proyectos, se pueda acordar alargar los plazos de pago o financiar aplazamientos de obras".

INTERNACIONALIZACIÓN

Miguel Rus destacó la salida a mercados exteriores como una de las prioridades de su plan estratégico, de forma que espera que la internacionalización tenga en 2011 un peso del negocio del grupo de un 10 por ciento.

Para Rus, la internacionalización "es esencial para mantener el nivel inversor y la actividad, ya que en España los ingresos del Estado han bajado y es difícil que se pueda mantener el nivel inversor".

Consideró "una oportunidad magnífica" ir a países "con grado de estabilidad y posibilidades de crecimiento estable y que tengan que desarrollar muchos proyectos, donde empresas como Rusvel tienen muchas posibilidades debido a la cantidad de obras en la que han participado en últimos años".

Rus citó países africanos como Marruecos, donde ya están licitando las primeras obras, así como algunos de Latinoamérica como Perú y Panamá como los tres países donde antes de que acabe este año esperan estar presentes y con algún porcentaje de obra contratada.

Para ello, prevén entrar de la mano de socios locales "con principios similares a los nuestros y con los que creemos sinergias". Además, en función del país, pueden constituir sociedades filiales. Rus Palacios precisó que los dos criterios de la empresa en su política internacional son la cercanía y que no exista una barrera idiomática.

COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Asimismo, otros de los objetivos estratégicos marcados por Rusvel, que el próximo año cumple 90 años de existencia, es potenciar la colaboración público-privada, fórmula que espera que en los próximos años ocupe entre un 15 y 20 por ciento de la cartera de negocio, algo que "dependerá de que los proyectos tengan la viabilidad y rentabilidad necesaria para que puedan ser financiables y también las empresas deben tener una solvencia para reinvertir recursos propios".

En ese sentido explicó que Rusvel contempla un reparto de dividendos entre los accionistas y en la junta de accionistas y consejo de administración se aprobó por unanimidad que en el caso de los proyectos de colaboración público-privada, el beneficio que generen esas obras, el reparto de dividendos sea cero y la totalidad de los beneficios de esas obras se reinvierta en el mismo proyecto, de forma que "se renuncia a un dividendo a corto plazo y la familia lo convierte en un dividendo a 25 o 30 años".

A su juicio, esta filosofía "la necesita España, que necesita empresarios comprometidos a reinvertir beneficios para mantener el nivel económico y el empleo".

Miguel Rus consideró que la colaboración público-privada "no puede sustituir a la inversión pública", pero sí reconoció que "puede ayudar a mantener niveles", tras lo que advirtió de que "no es fácil sacar adelante esta figura en los momentos actuales, y vamos algo lentos, pues se necesita la financiación de las entidades financieras, que no compute como deuda para la UE y solventar los problemas de liquidez de las empresas". "No todas las empresas pueden acceder a este procedimiento, deben estar saneadas, contar con recursos propios y tener solvencia económica, financiera y técnica", añadió.

No obstante, se mostró esperanzado en esta fórmula y en el interés de todas las partes por llevarla a cabo, toda vez que "ayudará a mantener el tejido productivo y el empleo del sector de la construcción; esta fórmula es una oportunidad, una necesidad y una responsabilidad y obligación de todas las partes implicadas".

Rus precisó que la empresa prefiere en ese sentido, dentro de la colaboración público-privada, gestionar una obra de menor tamaño que participar en un macroproyecto "pues el objeto es generar valor, no ser meros inversores, queremos promover, construir y gestionar, no ser sólo socios financieros".

Este empresario destacó la apuesta que su empresa está haciendo por la VPO, de forma que actualmente tiene en cartera 864 viviendas protegidas en Sevilla, incluida una promoción de 108 viviendas en Sevilla Este, que se entregarán en el tercer trimestre de 2010, y otras dos promociones en Dos Hermanas, en Entrenúcleos, donde prevé construir "las viviendas protegidas más económicas de toda España", aseguró.

Asimismo, también resaltó la apuesta por la innovación "a todos los niveles de la empresa, especialmente a los constructivos", ante lo que resaltó la colaboración con la Universidad de Granada para construir unos disipadores de energía sísmica. Además Rusvel trabaja en diseñar sistemas que disminuyen y optimicen los costes y mejorar la planificación y gestión de la obra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies