Las ventas de coches usados alcanza una cifra de negocio de 1.400 millones en 2010, un 16% más

Recurso automóviles
ARVAL
Actualizado 04/03/2011 16:32:31 CET

SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las ventas de automóviles usados se situaron en 254.670 unidades durante 2010, lo que supone un aumento del 1,9 por ciento respecto a 2009, según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), que apunta a que a nivel nacional el mercado aumentó un 1,9 por ciento, hasta las 1,65 millones de unidades. La cifra de negocio en Andalucía se sitúa en más de 1.400 millones de euros en 2010, un 16 por ciento más.

El Informe sobre el Mercado de Vehículos de Ocasión, elaborado por Ganvam, apunta como principal causa del aumento de las ventas el auge de los denominados coches "mileuristas", caracterizados por su bajo precio, su elevada antigüedad y su mayor kilometraje.

La región concentró un 15,4 por ciento de las compras nacionales, situándose así entre las regiones españolas donde más creció la cifra de ventas de segunda mano. En Andalucía, la cifra de negocio por este concepto se situó en más de 1.400 millones de euros en 2010, un 16 por ciento más.

En un análisis territorial, el informe de Ganvam muestra que Almería fue la provincia que registró un mayor incremento de las ventas de usados en 2010, contabilizando 20.460 unidades (+6,9%). Tras ella se sitúa Sevilla, con un incremento del 2,8 por ciento y Jaén, con un crecimiento del 2,1 por ciento. Por detrás se situaron las provincias de Granada (+1,8%), Huelva (+1,8%) y Cádiz (+1,2%). En Málaga, por su parte, las ventas cayeron un 0,6% el pasado año.

El mercado de vehículos de ocasión generó a nivel nacional el pasado año una cifra de negocio de 8.990 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,1 por ciento en comparación con la facturación generada durante el ejercicio precedente.

Los datos del informe de Ganvam revelan que las ventas de coches usados superaron en 2010 a las de automóviles nuevos en un 68%, de manera que se comercializaron 1,7 usados por cada nuevo. Este hecho se explica por la fuerte caída de las matriculaciones más que por la madurez del mercado de ocasión, que presenta un "significativo" potencial de crecimiento a corto y medio plazo.

En 2010, seis de cada diez operaciones de compra-venta de coches de segunda mano se efectuaron entre particulares, mientras que el 28 por ciento se canalizó a través de las redes de concesionarios. Además, el 59 por ciento de los automóviles comercializados el pasado ejercicio tenían una antigüedad de ocho años o más, en tanto que los vehículos de menos de tres años representaron sólo el 16 por ciento.

En otro orden de cosas, el estudio indica que las ventas de turismos de ocasión procedentes de fuera de España sufrieron una caída del cinco por ciento en 2010, hasta situarse en 32.961 unidades, con lo que acumulan un desplome del 71,5 por ciento en los últimos cinco años.

Por marcas, Mercedes-Benz lideró las ventas de coches usados de importación con 8.669 unidades, un 3,4 por ciento más, seguida de BMW con 4.135 unidades (-12%), Volkswagen con 3.114 unidades (-9,9%), Audi con 2.544 unidades (-9,8%) y Renault con 1.941 unidades (+1,2%).