La venta ambulante cae un 20% y el sector prevé un verano "complicado" ante el descenso del consumo

Actualizado 17/07/2010 12:26:13 CET

HUELVA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las ventas del comercio ambulante han bajado entre un 20 y un 30 por ciento en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior y pese a que la llegada del buen tiempo favorece al sector, éste augura un verano "complicado" ante el descenso del consumo.

Así lo ha asegurado a Europa Press el presidente de la Asociación Provincial de Profesional del Comercio Ambulante de Huelva, José Juan Ayora, quien ha destacado que el público en los mercadillos de la zona de la costa se ha reducido en "un 50 por ciento" debido a que "ya no se ve el bullicio de otras temporadas, está el mercado mucho más tranquilo".

"La gente va al mercadillo pero compra lo justo y apenas gasta", ha añadido Ayora, que ha precisado que para animar las ventas y captar clientes, el sector aboga por ofertas y reducir el margen de beneficios. No obstante, ha señalado que "los ingresos ya se reducen, pero los gastos para los encargados de los puestos siguen siendo los mismos".

Ayora ha indicado que tras el primer semestre del año con malos datos para los comercios ambulantes, éstos tenían "las esperanzas puestas en las ventas durante el verano, que tradicionalmente ha sido una buena época, pero la temporada no pinta nada bien", ha augurado.

De este modo, Ayora ha explicado que el primer trimestre del año fue "más duro" que el segundo debido "no sólo a la crisis, sino también a los efectos del temporal", lo que provocó que en esas fechas las ventas descendieran "a partir de un 60 por ciento".

"SIN AYUDAS"

Ante esta situación, el presidente de la Asociación Provincial de Profesional del Comercio Ambulante de Huelva ha lamentado que el sector "no cuente con ningún tipo de ayuda" por parte de las administraciones.

Asimismo, ha recordado que debido a las intensas precipitaciones han estado sin poder trabajar "unos 41 días" desde el mes de diciembre hasta el mes de febrero. En enero los días sin poder vender fueron diez y febrero, fue el periodo donde más días se registraron con 17.

Por ello, la Asociación Provincial de Profesional del Comercio Ambulante de Huelva, adscrita a la Confederación de Empresas Pequeñas y Autónomos de Andalucía (Cempe-A), presentó sobre todo en los ayuntamientos de la Costa, como Isla Cristina, Punta Umbría, Cartaya, Lepe, Almonte o Ayamonte, entre otros, un escrito para que los consistorios tuvieran en cuenta la imposibilidad de ventas y por tanto "realizaran alguna rebaja en el pago mensual que realizan los vendedores ambulantes por la licencia para poner sus puestos". No obstante, los consistorios "han declinado esta posibilidad".

Por otro lado, Ayora ha matizado que con este descenso de las ventas es "muy difícil cubrir los gastos", así como ha avanzado que debido a las escasas ventas, los comerciantes son más reacios a la hora de hacer nuevos pedidos de mercancías, debido a que resulta "complicado" darle salida a los productos.

En la provincia de Huelva hay registrados alrededor de unos 200 vendedores ambulantes, aunque trabajan también vendedores procedentes de Sevilla, Cádiz o Córdoba, e incluso de otras regiones del país durante el verano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies