Expertos analizarán nombres de centros vinculados al franquismo para su retirada

Actualizado 07/03/2018 18:35:02 CET

SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Sonia Gaya, ha anunciado la constitución de una comisión técnica de expertos en el seno de su departamento para analizar y proceder a la retirada cuanto antes de aquellos elementos presentes en los centros educativos de la comunidad, incluidos los propios nombres, que pudieran vulnerar la Ley de Memoria Histórica y Democrática de la región.

Gaya ha hecho este anuncio en el Pleno del Parlamento en respuesta a una pregunta del diputado de Podemos Jesús de Manuel, que ha cuestionado al Ejecutivo autonómico por su valoración respecto a la existencia en la comunidad de centros educativos con nombres vinculados al franquismo --al menos 42 en Andalucía, según un informe de la formación morada--, así como sobre las medidas que se van a tomar en relación con esta situación.

Al respecto, la consejera ha explicado que su departamento ya está actuando de varias maneras en la retirada de estos elementos contrarios, como en todos aquellos centros en los que se hacen obras y reformas integrales, a propuesta del Consejo Escolar o en los casos que han sido denunciados por entender que se contraviene en lo establecido en la ley. En todos se solicita asesoramiento a la Dirección General de Memoria Democrática para que emita informe al respecto y, a la vista de las conclusiones del mismo, se insta, en su caso, a los centros educativos al cambio de denominación específica.

Durante su intervención, la titular de Educación ha reconocido que aún quedan centros en los que existen nombres y elementos que pudieran ser contrarios a la memoria democrática. Al respecto, ha destacado que para hacerlo "con todas las garantías y a la mayor brevedad" se seguirá trabajando con las ocho delegaciones territoriales y la coordinación de esa comisión de expertos, así como de la comisión técnica con la Consejería de Presidencia, en la convicción de que trabajar por la memoria es la mejor manera de "recuperar las actitudes de convivencia y paz".

En este sentido, Gaya ha recordado que el pasado mes de febrero las consejerías de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática y de Educación constituyeron una comisión técnica para "impulsar aún más" el trabajo que se está desarrollando en el ámbito del sistema educativo andaluz relacionado con la memoria histórica.

Así, las consejerías de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática y de Educación anunciaron la constitución de este grupo de trabajo técnico para dotar de contenidos a un Portal Educativo de la Memoria destinado al profesorado no universitario.

Entre las líneas estratégicas que se van a desarrollar por esta comisión conjunta entre la Dirección General de Memoria Democrática y la Dirección General de Innovación estará la elaboración de contenido formativo adicional y complementario al ya existente y fundamentado en las nuevas investigaciones relacionadas con la memoria histórica, tales como estudios recientes sobre el exilio andaluz, la represión sobre los colectivos Lgtbi y Trans, fosas comunes o menores desaparecidos, entre otros.

Desde este curso escolar, la Memoria Democrática está incluida en los planes de formación de los centros educativos y de los centros del profesorado. Igualmente, esta materia de estudio transversal está recogida en el currículo de Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato y Educación Permanente de las Personas Adultas desde la investigación histórica, desde los derechos humanos y con todo el rigor científico que aportan los maestros y profesores andaluces.

EL PLAZO TERMINA EN ABRIL

Por su parte, De Manuel ha recordado que la ley estableció un periodo de 12 meses, que termina el próximo mes de abril, para retirar placas, imaginería u otros elementos que puedan ensalzar el golpe militar de 1936 o el propio régimen. Por ello, como consecuencia del escaso tiempo que queda hasta el fin del plazo, se ha preguntado si "se va a dejar sin nombres" a estos centros.

Se ha preguntado si se puede incluir el estudio de "los crímenes terribles de la dictadura" en centros "que honran nada menos que con su nombre a esas figuras de un régimen asesino". Con todo, ha celebrado el anuncio y ha instado a que se tomen medidas "a la mayor brevedad".