La Junta invierte más de dos millones de euros en el Colegio Nuestra Señora del Rosario de Montoro (Córdoba)

López (centro) visita el Colegio Nuestra Señora del Rosario de Montoro
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 14/06/2018 15:20:56CET

MONTORO (CÓRDOBA), 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Educación de la Junta en Córdoba, Antonio José López, y la alcaldesa de Montoro, Ana María Romero, han visitado este jueves las obras de sustitución del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Nuestra Señora del Rosario de la localidad, donde la Consejería de Educación ha realizado una inversión de más de dos millones de euros.

Según ha señalado el delegado de Educación, este nuevo centro se emplaza en el centro histórico de la localidad y viene a sustituir el antiguo, sito en la calle Salazar, "dando respuesta a las familias que tantos años llevan reivindicándolo". En este sentido, López ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Montoro para hacer posible este proyecto.

Por su parte, la alcaldesa de Montoro, Ana María Romero, ha agradecido a la Consejería de Educación las inversiones que ha realizado en la localidad porque "todas son demandas históricas, desde la mejora del colegio Nuestra Señora del Rosario, que tiene una amplitud fantástica, hasta los toldos del CEIP San Francisco Solano, que puede parecer algo pequeño pero que era una actuación muy demandada por las familias, hasta la apuesta de mejora de los ciclos formativos del IES Antonio Galán Acosta".

Asimismo, Romero ha agradecido también la visita del delegado de Educación y el nuevo compromiso adquirido para la retirada de amianto en el CEIP Épora este verano.

López ha señalado que el nuevo colegio cuenta con una unidad por cada nivel de infantil y primaria y capacidad para albergar a 225 escolares. Asimismo, el área docente estará compuesta tres aulas de educación infantil, una zona de espacio común y aseos integrados para este nivel educativo.

El delegado ha destacado que en la zona de primaria el centro contará con seis aulas polivalentes, núcleos de aseos, dos aulas de pequeño grupo y un aula de educación especial con aseo adaptado. Además, el nuevo centro se dotará de salón de usos múltiples, biblioteca y comedor con cocina de oficio.

El colegio, en el área de administración, cuenta con despachos de dirección, de jefatura de estudios, de secretaría, para la Asociación de Madres y Padres del Alumnado (AMPA) y archivo, así como sala para el profesorado y aseos, conserjería, reprografía, vestuarios para personal no docente y almacén. La zona exterior consta de un porche cubierto, zona de juegos de infantil, zona de juegos de primaria y pista polideportiva, así como estacionamientos, zonas ajardinadas y huerto.

CLIMATIZACIÓN

El delegado de Educación ha visitado también la finalización de las obras de climatización llevadas a cabo, por un importe de casi 43.000 euros, en el CEIP San Francisco Solano, consistentes en la aplicación de medidas pasivas (toldos) en el patio.

Estas obras se han llevado a cabo dentro de la segunda fase del programa de Climatización Sostenible y Rehabilitación Energética que la Consejería de Educación, a través de la Agencia Pública de Educación Andaluza, está realizando en los centros docentes públicos. Esta fase cabe recordar que ha contado con una inversión de casi de 2,2 millones de euros y contemplaba 36 actuaciones.

Asimismo, López se ha desplazado hasta el IES Antonio Galán Acosta para ver el avance de las obras que se están desarrollando en el centro, consistentes en la mejora y modernización de espacios de diversos ciclos formativos, cuya finalización está prevista en octubre. El importe de estas obras es de casi 240.000 euros. En este IES se imparten los ciclos formativos de Administración y finanzas (grado superior); Instalaciones eléctricas y automáticas, Gestión administrativa y en dual Carrocería (grados medios); y Servicios administrativos, en FP Básica.

Por otro lado, el delegado de Educación ha querido informar también de las obras que se van a realizar este verano en el CEIP Épora dentro del plan de retirada de amianto, cuyo importe es de más de 53.000 euros. Las obras consistirán en la sustitución de placas de fibrocemento en cubiertas y eliminación de bajantes.