Villanueva (PCA) desconfía de la asamblea de bases, "un intento de Gordillo de legitimar una decisión ya tomada"

Elecciones Parlamento Andaluz 2012.
Síguenos En TWITTER
Actualizado 05/04/2012 20:14:37 CET

Rechaza una posible abstención de IU en la investidura, opción fruto de la "desesperación" de Sánchez Gordillo por "no ser determinante"

SEVILLA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA), Juan de Dios Villanueva, se ha mostrado este jueves "en absoluto desacuerdo" con la posibilidad de que el grupo parlamentario de IU en la Cámara andaluza se abstuviera en la votación de investidura del próximo presidente de la Junta y dejase gobernar a la lista más votada en los comicios del 25 de marzo, esto es, el PP-A, una opción que no descartan las 34 asambleas de bases de la federación de izquierdas que se han reunido este jueves en Paradas (Sevilla), en lo que ha constituido, a juicio de Villanueva, un intento del parlamentario por Sevilla y líder del CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, de "legitimar con las bases su decisión al respecto, que ya está tomada", y que sería contraria a dejar gobernar al PSOE-A.

Además, en declaraciones a Europa Press, el vicesecretario general del PCA ha expresado sus dudas acerca de la "representatividad" de la opinión formulada por los participantes en la asamblea de este jueves, en la que no cree que hayan estado representadas las bases "en su totalidad", porque "no ha dado tiempo a convocarlas", de ahí que desconfíe de sus conclusiones.

A juicio de Villanueva, lo que lleva a Juan Manuel Sánchez Gordillo a contemplar la opción de la abstención es la "desesperación" que le produciría el hecho de "no ser determinante ni en el Parlamento andaluz ni en el grupo parlamentario de IU". "IULV-CA ha conseguido tras las elecciones ser una fuerza determinante en la Cámara regional, pero Sánchez Gordillo no", ha apostillado el dirigente del PCA.

En esta línea, y aunque ha reconocido que en el seno de la federación de izquierdas, y concretamente en el PCA, existen "opiniones diversas" acerca de cuál debe ser la posición que mantenga IU tras las elecciones del 25 de marzo, y que él mismo ha expresado su recelo hacia la posible entrada de dicho partido en un gobierno en coalición con los socialistas, Villanueva ha señalado que "lo que no se contempla en ningún caso" es la opción de abstenerse en la sesión de investidura, que ha rechazado de plano, ya que abriría la puerta a un posible gobierno del PP-A, al igual que ocurrió en Extremadura tras los comicios regionales del pasado 22 de mayo.

Dicha decisión sería, a juicio del vicesecretario general del PCA, un "grave error político" que, además, chocaría con "la ilusión y la esperanza" que, en su opinión, han depositado en IU los andaluces que votaron a dicha fuerza política en los últimos comicios autonómicos, quienes, de esta manera, no entenderían que IU dejara gobernar a los 'populares'.

"Sería, además, patético", ha aseverado Villanueva, "porque el propio candidato del PP-A, Javier Arenas, ha rechazado desde primera hora la opción de llegar a un acuerdo con IU, que ha descartado".

RECHAZA "VOTAR CON LAS VÍSCERAS"

Por otro lado, y en referencia al referéndum vinculante abierto a militantes, simpatizantes y votantes que proponen las bases para decidir la postura de IU, el dirigente del PCA ha señalado que la consulta está reservada en el reglamento de dicha federación a aprobar un posible acuerdo de gobierno, de forma que, mientras esa opción se materializa, lo que toca es "centrar el debate sobre la propuesta programática que debe defender IU".

"Lo demás, votar sin tener en cuenta contenidos programáticos, es votar con las vísceras y no con la cabeza", según Villanueva, que ha querido así trasladar su "total apoyo" a la dirección federal de IU y a los componentes de las comisiones que se están encargando de negociar un posible acuerdo con el PSOE-A, un proceso para el que ha reclamado "calma y respeto".

A su juicio, los dirigentes de la coalición están actuando en función de "las competencias que les corresponden y que tienen asignadas", de modo que "confía" en ellos y en la decisión que acaben adoptando, a la que se ha comprometido a apoyar.

Al hilo de ello, Villanueva se ha mostrado convencido de que, aunque existan diferentes opiniones en esta materia, la postura que finalmente acuerde IU no va a provocar "consecuencias dramáticas" para la federación de izquierdas.

PROPUESTAS DE LAS BASES

Como se recordará, las bases de IU reunidas este jueves en Paradas, sólo contemplan dos opciones de cara a la sesión de investidura del próximo presidente del Gobierno andaluz, que serían, o bien apoyar una encabezada por el candidato socialista, José Antonio Griñán, o abstenerse y dejar gobernar, de este modo, a la lista más votada.

Además, los participantes en esta asamblea --entre quienes ha figurado Juan Manuel Sánchez Gordillo y el líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero-- han exigido que la decisión final al respecto sea adoptada en virtud de un referéndum vinculante que sea convocado "cuanto antes", que "contemple todo el escenario de posibilidades, no sólo las que la dirección quiera", y que esté abierto no sólo a la militancia de IU, sino también "a simpatizantes y votantes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies