Los consorcios escuela de la Junta cuentan con un índice de inserción laboral del 90% desde su creación en 1991

Actualizado 24/08/2010 17:35:11 CET

SEVILLA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los cursos formativos de los consorcios escuela de la Junta de Andalucía cuentan con un índice de inserción laboral del 90 por ciento desde su creación en 1991 ya que, en total, se han cualificado profesionalmente en esta red, integrada por 14 centros dependientes de la Consejería de Empleo, más de 11.100 desempleados y se han constituido 360 empresas creadas por antiguos alumnos.

Según ha explicado la Consejería en una nota, los cursos de formación profesional que imparten los consorcios escuela cuentan este año con la participación de 2.823 alumnos, de ellos 1.708 desempleados y 1.115 trabajadores en activo. Estos seminarios, que concluyen en septiembre, han supuesto una inversión de 20,6 millones de euros para Empleo.

La red ofrece este año formación especializada y de excelencia a través de 192 cursos teórico-prácticos con un nivel de inserción inicial del 70 por ciento, si bien previsiblemente aumentará una vez que concluyan los seminarios el próximo mes.

La red de consorcios escuelas de la Junta fue creada en 1991 con el objetivo de dar formación profesional ocupacional altamente especializada en sectores de actividad relevantes en Andalucía. Así, la red cuenta con tres consorcios dedicados a la hostelería y turismo en la provincia de Málaga (Málaga, Benalmádena, Mijas); uno en la provincia de Huelva (Islantilla); otro en la ciudad de Cádiz y otro en la provincia de Jaén (Baeza).

Completan la red otro centro dedicado a la madera en Encinas Reales (Córdoba); a la joyería en Córdoba capital; una escuela de artesanía en Gelves (Sevilla); otro de soldadura en San Fernando (Cádiz); la Escuela del Mármol de Andalucía en Fines (Almería); otro dedicado a la rehabilitación del patrimonio en Granada; el centro Forman, dedicado a las nuevas tecnologías de la información en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) de Málaga y el dedicado al desarrollo sostenible y al medioambiente en el término de Almonte, junto al Parque de Doñana.

Todos tienen en común un modelo formativo basado en el aprendizaje, con el uso de nuevas tecnologías, y adaptado a las necesidades del tejido productivo andaluz, lo que repercute en sus elevados índices de inserción laboral. Todo ello, sumado a las actividades en empresas al finalizar los cursos --tanto en Andalucía como en el extranjero, a través del programa Leonardo da Vinci-- "refuerza el carácter práctico de este modelo".

Como consecuencia, la inserción laboral del alumnado de los consorcios es muy elevada, "rozando en muchos casos el cien por cien, mientras que en el presente curso la media se sitúa ya en el 70 por ciento, si bien previsiblemente aumentará una vez que concluyan los seminarios en el próximo mes de septiembre".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies