La AAF se muestra "satisfecha" con la concentración y dice que "seguirá si no se toman las medidas necesarias"

Actualizado 04/03/2011 17:50:44 CET

SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Artistas Flamencos (AAF) se muestra "satisfecha" con la concentración de este viernes a las puertas del Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz, porque "se ha iniciado un movimiento", ha señalado a Europa Press su presidenta, Asunción Demartos. Bajo el lema 'Flamenco sin barreras', este colectivo ha pedido "la rectificación" de la Junta de Andalucía ante "la falta de atención y el trabajo mal enfocado" llevado a cabo hacia el flamenco.

Así, Demartos ha apuntado que "aunque sabía que la afluencia no iba a ser masiva", con esta concentración "se ha iniciado un movimiento". Además, ha destacado que "estamos contentos, sobre todo, porque representamos a un colectivo que tiene miedo a hablar, a poner la cara por falta de trabajo, y la Asociación es la imagen que nadie quiere dar porque tiene miedo".

En este sentido, Demartos ha manifestado que "ha recibido muchas llamadas para decirle que están ahí, que apoyan las reivindicaciones de la Asociación, pero que tienen mucho miedo a señalarse porque hay muy poco trabajo, y no quieren que el poquito que hay no se les dé", lamenta, al tiempo que critica que "esto es resultado de la política que llevan a cabo desde la Junta, del monopolio que desde hace tiempo venimos denunciando".

Asimismo, la presidenta de la AAF ha destacado el apoyo por parte de representantes políticos, aunque ha querido dejar claro que esta concentración "no es una reivindicación política porque no pertenecemos a ningún partido político; lo único que queremos es que las cosas se hagan bien, y el que solucione la cosa y ponga algo, bienvenido, sea del partido que sea", resalta.

En cualquier caso, "seguiremos si no nos hacen caso", y "sabemos que es un largo camino, porque para ellos reconocer esto a la primera de cambio es reconocer que lo estaban haciendo mal", agrega. Además, insta a la Junta a "hacer un examen de conciencia" para que "se dé cuenta de que hay que abrir una línea de trabajo hacia los artistas, hacia la profesión, de modo que se cuide la situación laboral que llevamos reivindicando desde hace tiempo".

"Todos los caminos son difíciles y hay que ir poco a poco, pero para nosotros es importante empezar a andar y empezar a derribar barreras, aunque nadie esperaba que en un día se resolviera todo", manifiesta la presidenta de la AAF, quien tiene la esperanza de que "ahora no se dediquen a desprestigiarnos, e incluso a quitarnos categoría artística, y se dediquen a hacer un examen de conciencia", concluye.