El Museo Casa Ibáñez incorpora siete obras de Antonio López a su exposición permanente

Madrid desde Carabanchel, 1985
CEDIDA
Actualizado 20/05/2013 15:38:56 CET

OLULA DEL RÍO (ALMERÍA), 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Museo Casa Ibáñez, en Olula del Río (Almería), ha incorporado a su colección permanente siete obras originales del maestro y cabeza visible del realismo español contemporáneo Antonio López casi un año después de que el artista visitase por primera vez la pinacoteca, y tras un tiempo en el que los lazos de unión del pintor manchego con Andrés García Ibáñez se han ido afianzando y fortaleciendo.

Las siete obras, entre las que se cuentan un óleo inédito y una escultura nunca expuesta con anterioridad, muestran la "generosidad" de López (Tomelloso, 1931) y la "confianza" que ha depositado en el proyecto museístico fundado por García Ibáñez y dirigido por Juan Manuel Martín Robles, según ha informado la institución en un comunicado

Esta confianza también refrendada por el "compromiso firme" del pintor con el 'Curso de Realismo y Figuración para pintores' que éste imparte junto a García Ibáñez en la institución almeriense, un taller que este año celebrará su segunda edición.

Las obras se han incorporado ya a los fondos del museo, tras su reciente llegada a Olula del Río, y que, en breve, se exhibirán de forma permanente en la sala número 10 del museo que, próximamente, será reformada en su totalidad con el objetivo de acoger el espacio monográfico diseñado por los responsables de la pinacoteca para exhibir las siete piezas de un pintor que, desde hace años, es considerado por la crítica un clásico contemporáneo de nuestra pintura y uno de los artistas españoles fundamentales de la segunda mitad del siglo XX.

Con este lugar, "distinguido e individualizado", se pretende que las obras de López dialoguen entre sí y con los cuadros y esculturas de Pere Pruna, Benjamín Palencia, Alfonso Fraile, Mateo Inurria, Saura, Tàpies, Picasso, José Hernández, Gutiérrez Solana, Golucho, Juan Antonio Presas o Noe Serrano, entre otros, que el museo exhibe en su sala dedicada al Arte Español Contemporáneo.

La incorporación de estas siete obras, muestras de la maestría de López en diversas facetas artísticas valoradas en algo más de un millón de euros, convertirán al museo radicado en Olula del Río (Almería) en la tercera institución española con mayor número de obras del genio de Tomelloso en su colección, situándose directamente tras el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, de Madrid, y la Fundación Sorigué, de Lérida.

Este hecho, según subraya la pinacoteca olulense, pone de relieve, una vez más, la "apuesta" de los responsables por la cultura y el arte, y la "firmeza de su convicción" de que el museo pueda consolidarse, con el apoyo de administraciones y empresas que se sumen a las que ya colaboran con la institución, entre ellos la Diputación de Almería, la Mancomunidad de Municipios Valle del Almanzora, el Ayuntamiento de Olula del Río y Cosentino SA, como uno de los motores turísticos y, por ende, económico de la Comarca del Valle del Almanzora.

ANTONIO LÓPEZ EN EL MUSEO CASA IBÁÑEZ

De las siete nuevas obras que la pinacoteca almanzorí ha incorporado a sus fondos permanentes y en breve exhibirá, dos de ellas son óleos sobre lienzo --Madrid desde Carabanchel bajo y Rosas rojas--, cuatro son esculturas en cobre y escayola --Carmen recién nacida, Carmen despierta, Carmen dormida y Cabeza de mujer-- y una es una litografía --Mujer en Tomelloso--.

De todas éstas la más antigua es, precisamente, la litografía sobre piedra Mujer en Tomelloso o, como también es conocida por haber representado en ella a su madre sentada con un telón de fondo en el que puede verse una calle de Tomelloso, la madre del artista. Una obra gráfica, realizada por Antonio López en 1961, de la que se hizo una tirada de 170 ejemplares, siendo la que ya es propiedad del Museo Casa Ibáñez la número 30.

El paisaje Madrid desde Carabanchel bajo (1985) es la segunda pieza más antigua de las que el Museo Casa Ibáñez exhibirá en su 'Espacio Antonio López'. Junto al paisaje de Madrid, obra inédita que permite al observador enfrentarse directamente al proceso pictórico de López, también se exhibirá el óleo sobre tela Rosas rojas (2010); una obra que formó parte de la selección presentada en las últimas exposiciones dedicadas al pintor manchego por el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid (del 28 de junio al 25 de septiembre de 2011) y el Museo de Bellas Arte de Bilbao (del 10 de octubre de 2011 al 22 de enero de 2012).

Realizadas entre el año 2000, cuando su nieta Carmen tenía apenas unos meses, y 2001, las cabecitas de bebé Carmen recién nacida, Carmen dormida y Carmen despierta ofrecerán a los visitantes de la pinacoteca olulense, al igual que la escayola Cabeza de mujer (2005), la oportunidad de conocer y disfrutar de otra de las facetas artísticas desarrollada, magistralmente, por Antonio López: la escultura.