Antonio Garamendi, sobre el contrato en formación: "Hay 890.000 mayores de 45 años sin trabajo y con baja cualificación"

Desayuno del Club de Directivos del Instituto Cajasol
FUNDACIÓN CAJSAOL
Publicado 22/02/2018 12:08:17CET

TOMARES (SEVILLA), 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, ha explicado este jueves que la propuesta para negociar, en el marco del diálogo social, sobre un contrato de formación para mayores de 45 años sería para "casos excepcionales y sectores en declive" teniendo en cuenta que "hay en España unas 890.000 personas mayores de 45 años, que llevan tres años sin trabajar, y con bajísima cualificación" que están fuera del mercado laboral. "O se forman o no van a entrar en el circuito", ha advertido.

Así lo ha señalado en el turno de preguntas en el desayuno coloquio del Club de Directivos Andalucía, con la presencia del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido.

Según ha explicado, este contrato no representaría un hueco donde las condiciones laborales bajen y ha asegurado que esta medida ya se puso en marcha en el año 90. "No es una medida inventada", ha indicado Garamendia, quien ha señalado que esta propuesta se ha realizado en el marco del diálogo social permanente y es para negociarla.

Así, ha llamado la atención sobre la importancia de la formación continua. "No me vale: 'Yo estudié hasta los 20 o los 30'. La tecnología cambia permanentemente y si no somos conscientes de ello, hemos perdido el tren. La digitalización cambia los procesos radicalmente", ha subrayado.

Además, ha advertido de que "cualquier persona que no esté preparada para el cambio del concepto de empleabilidad, va a ir a ese montón de los 900.000 parados", por lo que la propuesta lo que busca es plantear "por qué no puede haber también un contrato de formación y meter en la rueda de la empresa a esta gente que está fuera del mercado".

Por último, ha criticado que haya "quien no le gusta" la propuesta del Gobierno de que a menores de 30 años tengan la opción de contratos de formación con un salario mínimo y Europa lo complemente con 450 euros, lo que significa "unos mil euros al mes".