La casa natal de Juan Ramón Jiménez se abre al público el viernes en Moguer

EL VIERNES SE INAUGURA EL NUEVO MUSEO CASA NATAL DE JUAN RAMÓN
EP/REMITIDO
Actualizado 26/01/2011 15:57:45 CET

Ofrece un salón de actos y una ludoteca para los más pequeños

HUELVA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Moguer (Huelva), Juan José Volante (PP), y la concejala de Cultura, Leticia Reyes (PP), han anunciado este miércoles que el museo casa natal de Juan Ramón Jiménez, ubicada en la calle Ribera de la localidad, abrirá sus puertas al público el próximo viernes, tras una inversión de 150.000 euros y dos años de trabajo de restauración.

En rueda de prensa, el primer edil moguereño ha asegurado que el proceso de restauración y adecuación de la casa a los tiempos de Juan Ramón ha sido "largo, extenso y complicado", pero se convertirá en un nuevo recurso turístico para el municipio, y en un permanente homenaje al Premio Nobel, que vio la luz en esta casa, propiedad del Ayuntamiento, el 23 de diciembre de 1881 y vivió en ella hasta los cuatro años de edad, así como ha insistido en que junto a la casa-museo Zenobia- Juan Ramón Jiménez, supone "el tándem perfecto" para conocer y estudiar la vida del poeta.

En cuanto a la distribución de la vivienda, ocupada con anterioridad por la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, Volante ha indicado que en la planta baja se ubican, además de la recepción y de la zona administrativa, varias salas dedicadas a la relación de Moguer y el mar, donde podrán admirarse maquetas de la zona del antiguo puerto sobre el Tinto, de sus astilleros y de un singular molino de marea que permite comprender perfectamente su funcionamiento. Este espacio se completa con paneles informativos sobre modelos de barcos, marinos famosos y otros datos de interés para el visitante.

Completan la distribución de esta zona, la recreación del que fuera despacho del padre de Juan Ramón, Eustaquio Jiménez, cuya familia tenía importantes negocios de producción, comercialización y transporte de caldos; una ludoteca para los más pequeños; un gran salón de actos perfectamente acondicionado para acoger eventos culturales y espectáculos de pequeño formato, y un expositor donde también se mostrarán y pondrán a la venta vinos y licores producidos actualmente por empresas bodegueras de Moguer.

En cuanto a la planta alta del edificio, destaca el amplio espacio dedicado a las figuras del sobrino y albacea del Nobel, Francisco Hernández-Pinzón, y de su esposa Zenobia, sin duda las personas más importantes en los últimos años de vida de Juan Ramón. Del sobrino del poeta se muestra el contenido de una exposición cedida por la Diputación Provincial, la cual ha colaborado en el proyecto, en la que se ensalza el protagonismo de Francisco Hernández-Pinzón en la última etapa del Andaluz Universal y en su traslado a Moguer, mientras que de Zenobia se muestran varios paneles con interesantes datos y fotografías de su vida y su amplia trayectoria cultural, así como objetos personales, cartas, y numerosos documentos de la que fuera musa y colaboradora incansable de Juan Ramón.

Según ha manifestado el alcalde, la casa se ha convertido en "un magnífico espacio" donde se podrá recuperar y admirar elementos tan esenciales de la historia de Moguer como su relación con el río Tinto, la actividad marítima y la producción y comercialización de vinos y licores que fueron durante siglos los principales recursos de la localidad, y por supuesto, la importante presencia de la familia Jiménez en la gestión vitivinícola de la zona durante la última mitad del siglo XIX.

En la casa se han realizado trabajos de recuperación tales como la sustitución de numerosas vigas del techo original de la vivienda, que se encontraban afectadas por termitas, o la instalación de un nuevo sistema de electrificación en todas las salas. Además se ha realizado el tratamiento y eliminación de humedades; reparación de desperfectos en paramentos, cubiertas y solería; adecuación de salas para uso museístico o la habilitación de un magnífico salón de actos con el fin de ofrecer formación en la propia casa, entre otros muchos trabajos.

SALA DEDICADA A LA MUJER MOGUEREÑA

Una sala dedicada a la mujer moguereña, y otra en la que se muestran las circunstancias y los detalles de la concesión del Premio Nobel de Literatura en 1956, completan el contenido museográfico de la planta alta, en la que también se ubica un gran espacio dedicado a biblioteca, con un buen número de libros, revistas y otras publicaciones relacionadas siempre con el poeta de luz, que pretende convertirse en centro de estudios juanramonianos.

Del mismo modo, el alcalde de Moguer agradeció la colaboración de la sobrina-nieta de Juan Ramón, Carmen Hernández-Pinzón, que ha realizado importantes donaciones de material --colecciones bibliográficas, reproducciones fotográficas y de documentos-- que aumentan el atractivo del nuevo museo, y contribuyen a mantener y difundir la figura de Juan Ramón.

La casa, una hermosa vivienda andaluza, la encargó su padre, don Eustaquio Jiménez, a un arquitecto sevillano a mediados de siglo, y en ella nació y vivió el poeta hasta los cuatro años de edad, cuando la familia se traslada a la casa de la calle Nueva.

Del 1 al 6 de febrero se celebrarán unas jornadas de puertas abiertas de la casa, y tras ello se decretará un horario, así como los precios de esta visita, que aún no han sido fijados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies