Lasvignes no dice si el Pompidou prorrogará su estancia, pero no imagina que no haya ninguna relación

Serge Lasvignes, presidente Pompidou París, y De la Torre, alcalde de Málaga
EUROPA PRESS
Actualizado 29/05/2015 10:16:00 CET

La primera delegación de esta institución fuera de Francia recibe casi 60.000 visitantes en sus primeros dos meses de apertura

MÁLAGA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Centre Pompidou de París, Serge Lasvignes, ha dicho que no imagina que, después de cinco años de "intercambio" y de "enriquecimiento cultural" entre la institución que dirige y la delegación provisional abierta en Málaga, no pueda haber ningún otro tipo de relación. No obstante, no ha entrado en concretar si ve viable prorrogar su estancia, condicionando dicha posibilidad a la evolución que tenga en este primer quinquenio.

Este jueves se cumplen, precisamente, dos meses de la inauguración del Centre Pompidou Málaga, tiempo durante el que ha recibido a casi 60.000 visitantes, lo que evidencia "el gran éxito" experimentado, en palabras del alcalde en funciones, Francisco de la Torre. Tal y como ha subrayado, "la ciudad lo ha acogido con mucha alegría".

Lasvignes, que a principios de abril sucedió al frente del Centre Pompidou a Alain Seban, su presidente desde 2007, ha visitado este jueves, acompañado por De la Torre, la que es la primera delegación de la institución gala fuera de Francia, ubicada en el Cubo del puerto.

El nuevo responsable del Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París ha comentado que se valorará el desarrollo durante estos próximos años de este centro cultural provisional y su relación con los agentes locales y "a partir de ahí ambas partes tendremos que ver qué se hace".

Al respecto, De la Torre ha señalado que "dentro de cinco años Málaga será mejor que ahora, estará más preparada, con una imagen más potente y con una facilidad de contacto con el Centre Pompidou de París extraordinariamente fecunda, pero también con todo el mundo".

"Se reforzará la imagen de cara a París, con las posibilidades que ello genere, y también de cara a otros proyectos culturales porque la imagen de Málaga será más poderosa en el mundo en el plano cultural", ha resaltado, especificando, de todos modos, que eso no significa descartar la prórroga otros cinco años más. "Ya se verá qué ocurre", ha apostillado.

FUERA DE EUROPA

Según Lasvignes, el centro provisional de Málaga es un "prototipo" y si evoluciona positivamente, esta idea se extenderá a otros puntos, siempre fuera de Europa. De hecho, ha incidido en que la prioridad sería instalarse en otro continente, Asia por ejemplo, teniendo en cuenta, la globalización del arte y el objetivo de lograr un encuentro entre culturas diferentes.

Ha reconocido que está "contento" del resultado de este proyecto de partenariado que representa el Centre Pompidou Málaga, que ha calificado de "original" y "especial". "No se trata sólo de prestar obras, sino de vivir el espíritu y la filosofía del Pompidou", ha subrayado, añadiendo, además, que arquitectónicamente "se ha conseguido lo que se esperaba".

Precisamente, ha puesto en valor la unión que existe entre el edificio del Cubo y las exposiciones permanente y temporal. "Se hace un recorrido cultural muy completo", ha resaltado, haciendo hincapié, igualmente, en el trabajo del equipo de mediación, que trabaja mano a mano con el Centre Pompidou de París.

También se ha referido a la próxima exposición temporal, que será inaugurada el 19 de octubre bajo el título de 'Ellas son modernas, ellas son fotógrafas', y ha subrayado que el trabajo realizado desde la delegación malagueña "se hace siempre con profesionalidad y eficacia".

De la Torre, por su parte, ha hecho hincapié en que "en los meses finales de 2014 y principios de 2015 hayamos sido capaces de trabajar juntos para dar a luz este centro importante de cultura y de mediación cultural, que fortalece la estrategia cultural, turística e innovadora de Málaga".

COLONIZACIÓN

Sobre el hecho de que, recientemente, los directores de los Museos Thyssen y Reina Sofía, Guillermo Solana y Manuel Borja-Villel, respectivamente, criticaran la "colonización" que, a su juicio, sufre España a causa de las "franquicias" de centros como el Pompidou o el Guggenheim, Lasvignes ha expuesto que esa supuesta invasión denunciada contrasta con la filosofía de la institución francesa.

Es decir, se parte de una colaboración entre dos partes para el impulso de un centro provisional, con el objetivo de que, posteriormente, pueda tener su propio desarrollo.

En este sentido, De la Torre, que ha considerado opiniones "respetables" las de los directores del Thyssen y el Reina Sofía, pero que no comparte; ha indicado que "el Pompidou hace su tarea durante cinco años, mejora la vida cultural de la ciudad y vuela hacia otros continentes". Y ahí, precisamente, se encuentra el papel de la ciudad, "tratando de seducir para que este centro siga enamorado de Málaga".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies