Experto reconoce que el barroco "supuso un antes y un después en la historia del arte occidental"

'Rembrandt Grabador, Obra y Vida'
CEDIDA
Actualizado 19/09/2010 12:52:42 CET

SEVILLA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El profesor de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla Jesús Rojas-Marcos, que ha participado esta semana en el seminario 'Sobre la pintura barroca en España: grandes maestros e iconografía tridentina', uno de los cursos que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) organiza en Sevilla, ha reconocido que el barroco "supuso un antes y un después en la historia del arte occidental".

En una entrevista concedida a Europa Press, Rojas-Marcos ha destacado que esta época "cuenta con una serie de artífices que son fundamentales para entender la historia del arte en general", destacando la figura de personajes como Velázquez, Murillo, Zurbarán, Valdés Leal o de Rubens y Rembrandt, "los dos máximos representantes de las pinturas flamencas y holandesa respectivamente".

Para el profesor, uno de los directores del curso, Rubens representó "un enorme papel también en la pintura española, donde ha sido fundamental, ya que estuvo en nuestro país en dos ocasiones, en primer lugar para Felipe II en Valladolid y después en 1628 para Felipe IV y dejó una obra pictórica muy importante aquí, que se conserva en el Museo del Prado, sobre todo los encargos de la Torre de la Parada y el Alcázar de Madrid".

"A él también le sirvió desde el punto de vista técnico, artístico y profesional, porque venir aquí le supuso la gran influencia de Tiziano, pintor de los Austrias por excelencia" ha reconocido y ha enfatizado que Rubens "fue un pintor que no sólo ejerció de forma ejemplar su arte, sino que también fue una persona muy formada y muy bien instruida".

Para Rojas-Marcos, "no existe una definición concreta" para calificar su obra, aunque ha destacado "su capacidad para glorificar a los monarcas, para dar una visión más positiva sobre sus contemporáneos y saciar esa nostalgia que tenía el hombre del siglo XVII por la antigüedad" y ha detallado que era un pintor "iconográficamente muy culto, que domina la técnica, conoce su pasado, conoce a Tiziano y evoluciona en su propio arte".

En cuanto a Rembrandt, a quien ha definido como "una de las mejores figuras de la historia de la pintura occidental", ha matizado que quizás es menos tratado en historia del arte en España, y ha resaltado "sus magníficas dotes técnicas, estéticas y sobre todo su compleja, profunda y brillante personalidad, ya que tanto él como Rubens han supuesto un antes y un después en la pintura".

Ha recordado que el pintor holandés "llegó a influir en artistas más recientes puesto que Goya o incluso Picasso están pendientes de él y conocen su obra", un hecho "muy particular" el que en esa época "se empiece a intuir ese modo de hacer que después retomen estos genios, en este caso españoles". Rojas-Marcos ha aseverado que Rembrandt "fue más nostálgico, con una mayor capacidad de instrospección, de llegar a la intimidad de todos los personajes y saber ver y captar lo que el retratado está diciendo, no sólo en su apariencia exterior".

"Conseguía ver el interior de sus modelos, captar su sensibilidad, lo que lo convertía un genio como nadie ya que, sólo con sus autoretratos podríamos hacer una autobiografía suya", ha confesado el autor de trabajos de trabajos de investigación en múltiples revistas de Arte especializado, así como la completa biografía sobre el escultor sevillano Antonio Castillo Lastrucci.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies