El ciclo 'Cuarenta obras en busca de voz' recibe la visita del hijo de José Guerrero

Ciclo 'Cuarenta obras en busca de voz' de la Diputación de Granada
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE GRANADA
Publicado 02/06/2014 21:11:51CET

GRANADA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diputado delegado de Cultura y Patrimonio de la Diputación de Granada, José Torrente, ha acompañado este lunes a Toni Guerrero, hijo del artista José Guerrero, quien, con José María Rueda, historiador del arte y gestor cultural, se ha sumado a la iniciativa del Centro José Guerrero de la Institución provincial para conmemorar el centenario del nacimiento del pintor granadino con el ciclo 'Cuarenta pinturas en busca de voz. Las obras de la colección contadas por sus observadores'.

Para esta sesión, la quinta de este ciclo en el que se diseccionan algunas de las principales obras de José Guerrero, han seleccionado el cuadro 'Signos' (1953). Según informa la Diputación en una nota, Torrente ha remarcado que la de hoy, por lo que significa la presencia del hijo del pintor, considerado uno de los grandes maestros del expresionismo abstracto del siglo XX, "es una de las charlas más importantes" de las organizadas con motivo del centenario del nacimiento de José Guerrero en el museo que lleva su nombre.

"La asistencia a estas jornadas está demostrando lo necesario que era plantear esta propuesta desde un punto de vista mucho más intimista" de tal modo que "los propios expertos eligen un cuadro de Guerrero y ellos ponen la voz a ese cuadro", ha explicado el diputado de Cultura que ha mostrado su satisfacción por "cómo se están desarrollando los actos del centenario" y especialmente estas charlas del ciclo Cuarenta obras en busca de voz que están contando con una destacada asistencia de aficionados al arte y público en general.

En paralelo, Torrente se ha congratulado de poder contar una vez más con la presencia de Toni Guerrero en Granada con motivo de la charla de esta tarde. Para Toni Guerrero "está muy bien que se haga esta serie de conferencias y charlas" para "ir más al fondo de la representación artística de mi padre según las perspectivas de los presentadores".

"Ha tenido éxito hasta ahora e incluso gente que no pertenece al mundo del arte me ha comentado que las conversaciones están siendo muy accesibles, explorando lo que es su trayectoria artística", ha resaltado Guerrero incidiendo en el carácter divulgativo de esta propuesta que para él tiene también una perspectiva también "algo emotiva" por cuanto explora en cómo su padre "vivió y su manera de desarrollarse como individuo y artista".

José Antonio Guerrero, hijo de José y Roxane, impulsó junto a su hermana Lisa y su madre la creación del Centro José Guerrero y es miembro de su comisión paritaria desde el inicio. Interesado en la antropología, la etnografía y la cultura hispánica, es profesor de español en la Universidad Estatal de Pensilvania, ciudad en la que reside actualmente con su esposa Debra y sus hijos Pilar y Daniel.

'Signos' es la primera obra americana de la colección del centro, de sus primeros años en Nueva York, representativa de esa transición entre el Guerrero que ha conocido y asimilado los lenguajes de la vanguardia en Europa y que recibe el impacto de los abstractos americanos. Son también los primeros años de su matrimonio con Roxane, de su permanencia en el nuevo continente.

Es el periodo en que José despliega todos sus conflictos, la asimilación de lo americano, las penalidades como artista, incluso en América y, sobre todo, hacia dónde debe caminar su pintura. La obra elegida permite como pocas escenificar, junto las imágenes de su obra anterior y posterior, la dialéctica del tránsito entre un Guerrero que podríamos llamar contenido, por no decir amordazado, y el que se expande en sus propias formas a finales de los cincuenta.

La colección del Centro Guerrero de la Diputación de Granada, compuesta por cuarenta obras sobre lienzo y veinte obras sobre papel, abarca un arco cronológico que permite conocer la trayectoria de un artista considerado por críticos e historiadores como una referencia del arte español contemporáneo.

Gracias a la generosidad de su familia, que puso a disposición del museo la colección personal de José Guerrero, se seleccionó un conjunto de obras que permite observar las etapas más representativas de su trabajo: la influencia de Matisse y Picasso mediados los años cuarenta, la inmersión en el expresionismo abstracto en el Nueva York de los años cincuenta, el impacto del pop art a finales de los sesenta, el hallazgo de un sistema formal propio a partir de los setenta y la plena madurez.

José María Rueda es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Granada se integró en 1982 en el equipo de la Galería Palace, en cuya gestión y programación participó activamente hasta el año 1990 junto con Eduardo Quesada Dorador.

Con Julio Juste y José Carlos Rivas fundó el Gabinete Ciudad y Diseño, núcleo responsable de la renovación plástica en la ciudad y catalizador, durante la década de los ochenta del brillante emerger de Granada en el panorama cultural español. Entre 1990 y 2000 trabajó en la administración en diversos proyectos de formación y gestión cultural durante los últimos años se dedica a la logística, producción y montaje de exposiciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies