La Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez inaugura este jueves los 'Encuentros con Platero'

Publicado 22/01/2014 18:03:41CET

HUELVA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez de Moguer (Huelva) inaugurará este jueves a las 19,00 horas una nueva actividad denominada 'Encuentros con Platero', una actividad que, como consecuencia de la celebración este año del centenario de la primera edición de 'Platero y yo', sustituye a los ciclos literarios que se han venido realizando en la Casa Museo bajo el título de 'Miércoles Literarios'.

'Encuentros con Platero' es un espacio donde tendrán cabida diversas actividades, como presentaciones de libros, lecturas, charlas-coloquios, exposiciones y conferencias y todas tendrán una temática libre pero un hilo conductor común: la obra del moguereño universal 'Platero y yo', según ha informado la Diputación en un comunicado.

La actividad que inaugura este jueves este nuevo ciclo es la presentación de la obra 'Juan Ramón y yo. Memorias y ensoñaciones del burrito Platero', del malagueño Antonio Bocanegra.

Antonio Bocanegra Padilla, licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense y doctor en anglogermánicas por la Universidad de Cádiz, ha ejercido la docencia como catedrático numerario de enseñanza media y como profesor de universidad. Ha publicado diversos poemarios y relatos y obtenido numerosos premios tanto por su obra poética como narrativa.

El libro 'Juan Ramón y yo. Memorias y ensoñaciones del burrito Platero' acaba de obtener por unanimidad del jurado el prestigioso Premio Fundación Montero Galvache de Relatos 2013. El jurado ha resaltado la originalidad y el alto nivel literario de esta obra, que es una colección de 51 relatos o estampas en prosa poética y un epílogo en verso que el autor titula 'Coplillas platerescas'.

En este libro, Bocanegra Padilla da voz y personalidad propias al compañero de aventuras, vivencias y experiencias narradas por Juan Ramón en la elegía andaluza 'Platero y yo'. En forma epistolar y desde un supuesto limbo o paraíso animal, el burrito Platero da cumplida réplica a todo lo que el poeta escribió de él y del entorno en el que vivieron.