La profesora García Ramos destaca a los Romero de Torres en la salvaguarda del patrimonio

 

La profesora García Ramos destaca a los Romero de Torres en la salvaguarda del patrimonio

Homenaje a la familia Romero de Torres
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 10/05/2016 17:34:42CET

CÓRDOBA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Los profesionales de los museos y el patrimonio han rendido homenaje este martes a la familia Romero de Torres, en un acto que se suele celebrar el 10 de mayo, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Julio Romero. En esta ceremonia, celebrada en el cementerio de San Rafael, ha intervenido la doctora en Historia del Arte y profesora de la Universidad de Córdoba (UCO), María Dolores García Ramos, quien ha destacado la aportación al panorama cultural cordobés y la salvaguarda del patrimonio histórico de la ciudad llevados a cabo por esta familia.

García Ramos ha recordado que "debemos a los Romero de Torres la supervivencia de muchas parcelas de nuestro pasado, el enriquecimiento del panorama museístico de la ciudad y la presencia de muchos de sus componentes en círculos artísticos destacados de los siglos XIX y XX, por lo que el estudio científico y la divulgación del legado de esta familia tienen que continuar para mantener viva su memoria y asegurar la supervivencia de sus aportaciones", según ha indicado la Junta en un comunicado.

En primer lugar, destaca Rafael Romero Barros por la gestión de las colecciones que hoy custodian los museos de Bellas Artes y Arqueológico, así como el inventariado y enriquecimiento del patrimonio cordobés. También evitó la demolición o intervenciones poco ortodoxas en monumentos que hoy forman parte de nuestro patrimonio. Fue conservador del Museo Provincial de Pinturas y profesor y director de la Escuela Provincial de Bellas Artes, y miembro de varias Academias.

Su hijo Enrique continuó esta labor de defensa del patrimonio monumental y museístico de Córdoba y como director del Museo Provincial de Bellas Artes, hasta su jubilación, en 1941, en que le sucede su sobrino Rafael Romero de Torres Pellicer.

Enrique recuperó la fachada del antiguo Hospital y su aspecto medieval original, enriqueció notablemente sus colecciones y se encargó de su difusión, con exposiciones, como la dedicada a Valdés Leal o la muestra de la Casa de Córdoba de la Exposición iberoamericana de Sevilla del 1929. Fue garante de la memoria de su hermano Julio y protagonista de las gestiones que culminaron en 1931 con la inauguración de la sala Julio Romero de Torres, instalada en el conjunto museístico de la Plaza del Potro, y reinaugurada en 1936.

En el acto han participado profesionales de los museos de Bellas Artes, Diocesano y Julio Romero, y representantes de las asociaciones Puente de Encuentro y de Amigos del Museo Arqueológico, quienes han depositado un ramo de flores sobre las tumbas de la familia Romero de Torres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies