La réplica de la Nao Santa María espera a decenas de visitas en Sevilla antes de iniciar su travesía a América

La réplica de la Nao Santa María atraca en Sevilla.
DIPUTACIÓN DE HUELVA
Publicado 07/04/2018 10:40:02CET

HUELVA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La réplica de la Nao Santa María, conmemorativa del 525 Aniversario del Encuentro entre dos Mundos, espera durante este sábado a decenas de visitantes en una jornadas de puertas abiertas, desde las 11,00 hasta las 19,00 horas, en horario ininterrumpido y con carácter totalmente gratuito, en el Muelle de Tablada del puerto de Sevilla, en la que es su primera escala antes de iniciar la travesía oceánica que la llevará a América.

La construcción de esta réplica ha sido promovida, en el marco de esta conmemoración, por la Diputación Provincial de Huelva, la Fundación Cajasol y la Fundación Nao Victoria, especializada en promover y difundir grandes eventos y culturales a través de sus barcos históricos. La embarcación se encuentra atracada en el puerto sevillano, donde fue visitada este jueves por los representantes de estas entidades, Ignacio Caraballo, Antonio Pulido y José Fernández de Cabo, respectivamente, acompañados de autoridades locales y andaluzas.

Así, según ha podido confirmar Europa Press, todos aquellos sevillanos y visitantes que lo deseen podrán disfrutar de esta oportunidad de conocer por dentro un barco excepcional, tanto por sus características como por lo que representa, antes de su partida a América, accediendo a pie al Muelle por la glorieta de Molini.

La visita brinda un ejercicio de imaginación histórica excepcional: visualizar el viaje épico que la Santa María protagonizó hace 525 años y que cambió para siempre la historia, descubriendo la visión del mundo tal y como se conoce en la actualidad.

Concebida como un centro de interpretación itinerante, la Nao realizará durante 2018 una travesía que hará escala en las Islas Canarias y, tras cruzar el Océano Atlántico, visitará Puerto Rico y cerca de una veintena de puertos emblemáticos de la Costa Este de los EE.UU, como San Agustin y Tampa en Florida, Savannah, Charleston, Philadelphia o Washington DC.

En todos los puertos de escala, la embarcación proyectará la imagen de Huelva y su provincia a nivel nacional e internacional, y la fama que precede a la Nao Santa María asegura el éxito de público, de medios de comunicación y de representación institucional en cada una de las ciudades y puertos que visite.

Cabe recordar que su botadura, bautismo náutico de todas las grandes embarcaciones, tuvo lugar hace unas semanas en los astilleros de Punta Umbría, el mismo lugar donde se ha construido la Nao durante aproximadamente un año.

Para el presidente de la Diputación, la Nao Santa María es "una de las señas de identidad de la provincia de Huelva y su vocación colombina y un símbolo reconocible en todo el mundo de esta historia de encuentros y conocimientos mutuos, que sugiere y evoca sus barcos, sus marinos, su tradición marinera y su historia más universal". "Todo lo que provincia de Huelva ha celebrado con el 525 Aniversario de la llegada a tierras americanas", ha añadido Caraballo.

LOS PROTAGONISTAS DEL VIAJE

Los protagonistas de este viaje conforman una tripulación de 19 personas dirigidas por Manuel Murabe, cuya experiencia en travesías anteriores como la vuelta al mundo con la Nao Victoria le convierte en el mejor capitán para liderar esta hazaña.

La construcción del buque se ha llevando a cabo respetando sus formas y detalles con rigor histórico, aplicando un sistema innovador y revolucionario en el sector de la construcción naval de réplicas de estas características, que combina la construcción en fibra de vidrio y su posterior recubrimiento en madera. Se trata de una técnica novedosa que supone un enorme avance en cuanto a impacto ambiental, costes, perdurabilidad y mantenimiento del navío.

En su construcción han trabajado una centenar de profesionales de diversas ramas: los trabajadores del propio astillero puntaumbrieño, artesanos rederos, carpinteros o cordeleros, mecánicos o electricistas, conformando un amplio equipo multidisciplinar de trabajo, junto a historiadores, ingenieros y constructores.

Con una quilla de 10.000 kilogramos de lastre en barras de hierro corrugado, la embarcación final pesa unas 120 toneladas y cuenta con una eslora máxima total de 28,30 metros y 7,96 metros de manga. Como la original, la réplica de la Santa María incorpora tres mástiles y un bauprés, siendo la altura del mástil mayor de casi 25 metros desde la línea de flotación. En la construcción se han empleado cerca de 90 metros cuadrados de madera de iroko, 250 metros cuadrados de velas y unos tres kilómetros de cabos entre su jarcia firme y de labor.

La nao arbolará 300 metros cuadrados de velamen, con maniobra de velas y aparejo fiel a la nao Santa María del siglo XV, con más de tres kilómetros de cabo para la jarcia firme y de labor.

ACCIONES PROMOCIONALES

Por otro lado, las acciones que se llevarán a cabo durante la gira internacional de la Nao son numerosas y variadas. Entre ellas destacan la apertura al público, los actos institucionales y eventos a bordo se realizarán en todas las ciudades que se visiten, con la presencia de las máximas autoridades locales, y la repercusión en los medios de comunicación.

Desde la Diputación consideran que la presencia de la marca 'Huelva' se beneficiará del impacto visual directo para las miles de personas que se acerquen al barco. Además durante toda la gira se realizarán una serie de acciones 2.0 que darán cobertura total al seguimiento de la embarcación en tiempo real.

SOBRE LA NAO

La Nao Santa María es uno de los barcos más célebres de la humanidad, ya que el 12 de octubre 1492, capitaneado por Cristóbal Colón y tripulado por 40 años, llegó a América y protagonizó uno de los hitos más importantes de la historia, su descubrimiento y el encuentro entre dos mundos que cambió el devenir de la historia universal.

El 3 de agosto de 1492 partió desde el puerto de Palos de la Frontera, junto las carabelas 'Pinta' y 'Niña', las llamadas tres carabelas de las que esta nao era nave capitana. En todas las referencias de Colón a la Santa María en el célebre Diario de esta expedición, el almirante la denominaba nao, de igual modo que lo recoge otros cronistas de la época.

Cabe recordar que, estando en la isla Española el día de Navidad de aquel año, por descuido del grumete que iba llevando su timón, encalló en unos bajos y naufragó, y en el lugar del naufragio, conocido como bahía de Caracol (Haití), se levantó con sus restos el primer asentamiento español en América, el Fuerte Navidad.