Salas de conciertos exigen una "mejora" en la vigente ordenanza municipal tras el caso de Malandar

Actualizado 25/01/2012 19:22:39 CET

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Cultural de Salas de Conciertos de Andalucía (Creadi) ha exigido una "mejora" en la vigente ordenanza municipal de actividades, actualmente en revisión, tras lo ocurrido con la Sala Malandar --que vuelve a abrir sus puertas como sala de conciertos este mismo jueves, después de su clausura el pasado mes de diciembre por superar el límite de decibelios permitido--, para lo cual "ha formulado una serie de alegaciones".

Según ha explicado a Europa Press el presidente de Creadi, Juan José Laguna, desde la Asociación "se han formulado alegaciones a la vigente ordenanza municipal de actividades", para lo cual "se ha presentado un proyecto de muchas páginas", en el que se hace referencia "a cómo son las ordenanzas en este sentido de Madrid y Cataluña, se marcan las diferencias con las ordenanzas de Sevilla, y se propone cómo se pueden mejorar".

"No sabemos qué va a admitir a trámite el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento y que no, pero la actual ordenanza de Sevilla es muy antigua y muy restrictiva", así que "esperamos que lo de Malandar no se vuelva a repetir", ya que su clausura el pasado mes de diciembre --al superar los conciertos el límite de 92 decibelios que determina la licencia de funcionamiento de este local-- ha sido "una catástrofe" para la Sala, que "ha perdido muchos conciertos y mucho dinero".

No obstante, Laguna ha señalado que "teniendo en cuenta la lentitud de la democracia", el Ayuntamiento "ha sido rápido" en resolver el tema de Malandar, porque "a fin de cuentas actuó en base a una denuncia por escrito, que no pueden saber si es verdadera o falsa". En este sentido, explica que, por ejemplo, en Cataluña "si un vecino denuncia a una sala porque molesta, ésta no tiene efecto hasta que ese vecino deja entrar a los técnicos de Medio Ambiente y verifican cuál es el problema y la solución, con el fin de evitar cualquier intención oscura en esa denuncia".

"Hemos copiado estos aspectos positivos de otras ciudades más avanzadas y los hemos presentado en nuestro proyecto de alegaciones a la actual vigencia municipal para que se tengan en cuenta", concluye el presidente de Creadi.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies