Trabajos en la torre de Santa Catalina para recuperar sus motivos geométricos originales

 

Trabajos en la torre de Santa Catalina para recuperar sus motivos geométricos originales

Publicado 04/02/2015 16:45:36CET

SEVILLA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El templo gótico mudéjar de Santa Catalina se encuentra afrontando ya las obras de restauración de su torre, en la que se trabaja en su terminación exterior mediante la colocación de sus motivos geométricos originales.

Según han confirmado a Europa Press fuentes del Arzobispado, ya se está actuando en la torre, que se encuentra al sur, dentro de esta primera fase de obras en el templo, que incluye la modificación del color en algunas partes exteriores y la recuperación de su decoración original que se perdió por su mal estado, aunque de un modo sutil. Esos motivos son similares a los paños que cuentan con motivos geométricos y que se encuentran en la Giralda, teniéndose para ello en cuenta imágenes de la citada torre del siglo XIX.

Esta torre contaba originalmente con seis merlones en cada lado, que ahora ya se encuentran recuperados y funcionando todos, ya que en un momento de su historia se le había añadido otro y sólo funcionaban dos. Además, la torre cuenta en su parte baja con apariencia de minarete, por lo que se baraja de la posibilidad de encontrar restos de una mezquita en la zona, algo que por el momento no se ha producido, aunque no descarta que ésta existiera más en el exterior del templo.

La citada iglesia, cerrada en 2004, es Monumento Nacional desde 1912 y Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1985. Se encuentra en el mismo lugar en el que existió un templo romano, sobre el que se levantó una iglesia visigoda y sobre el que posteriormente se baraja la posibilidad de que existiera una mezquita.

Actualmente se desarrolla la primera fase de las obras, dotada con alrededor de un millón de euros y que se prevé que quede terminada en el primer trimestre de 2015, teniendo en cuenta que se han alargado plazos como consecuencia de la investigación interior arqueológica, mientras que en el exterior se están analizando los colores y decoración original que existía. Se calcula que la segunda fase de terminación interior y cierre de las excavaciones y decoración del interior se prolongue otro años más para acondicionar los restos, recuperar el nivel del suelo de la iglesia, poner las instalaciones, decoración, entre otros.

Los expertos han trabajado en la documentación de extensas fases de enterramiento correspondientes al periodo comprendido entre los siglos XV y XVII, mientras que en los puntos donde han sido debidamente documentados y levantados se están excavando actualmente niveles previos al edificio cristiano y que parecen pertenecer al urbanismo islámico propio del siglo XIII.

Durante los trabajos, se ha descubierto una iglesia primigenia que se encontraba en esta zona y que se desconocía hasta ahora, fechándose a finales del siglo XIII y principios del XIV. Así, las actuaciones arqueológicas, iniciadas en julio de 2014, han sacado a la luz el cambio "drástico" de configuración de la iglesia, que posiblemente tenía tres naves, siendo más estrecha la central, y cuatro barcos en vez de tres.

Cuando se alcance una cota de profundidad de alrededor de 2,5 metros, tras sanear el terreno empapado, se prevé la construcción de cripta que sería visitable y que no interferirá con los espacios del propio templo que tendrá un aspecto parecido al que tenía antes de su cierre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies