Medel aboga por reflexionar sobre el estado de bienestar y destaca el futuro que tiene la economía cooperativa

 

Medel aboga por reflexionar sobre el estado de bienestar y destaca el futuro que tiene la economía cooperativa

Ruiz Espejo, Victorio Valle, Sánchez Maldonado y Braulio MEdel unicaja jornadas
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 06/03/2017 12:56:36CET

El consejero de Empleo reclama un cambio en las pensiones y actuar sobre el mercado laboral para afrontar los cambios poblacionales

MÁLAGA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, ha abogado este lunes por "reflexionar" sobre el estado del bienestar y ha destacado que la economía solidaria o cooperativa "está llamada a tener más contenido, empezando por la propia familia".

De esta manera se ha pronunciado Medel durante la inauguración de las jornadas de la Fundación Unicaja sobre retos económicos y sociales de la población española, las cuales dirige junto al presidente del Consejo Consultivo de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), Victorio Valle; y en la que ha estado presente el consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado.

Medel ha sostenido que "son tales los retos que el Estado solo no será capaz y hay que ir a la esfera privada", citando a las familias, las organizaciones sociales de prestación de servicios o el voluntariado social "que va a desarrollarse mucho más en el futuro".

Así, ha añadido que "nos guste o no" hay que hablar de la eficiencia del sector público, que no significa, ha aclarado, ahorrar, sino que "a cada cosa se dedique lo que haya que dedicar pero de manera eficiente y sin despilfarrar los recursos públicos, que son de todos".

A juicio del presidente de la Fundación Unicaja, "no puede ser que el Estado desarrolle cosas nuevas sin abandonar ninguna de las antiguas" y ha puesto como ejemplo que "es como el árbol que si no se poda acaba pereciendo".

INMIGRACIÓN Y TECNOLOGÍA

También se ha referido durante su intervención a la inmigración, destacando que es un asunto "difícil" al que en Europa "da cierto reparo enfrentarse y no siempre viene bien comentado en los programas de los partidos políticos".

"Es un asunto sobre el que da cierta reserva el hacer pronunciamientos muy claros", ha sostenido, añadiendo que "en gran medida", la salida de Reino Unido sobre la Unión Europea, el denominado 'brexit', y el resultado de las elecciones en Estados Unidos, se han producido "debido al posicionamiento de la población en esta materia más que en otros". "No reconocer que hay un problema de pronunciamiento social es querer obviar la realidad", ha apostillado.

En Europa, ha continuado, no hay un Gobierno europeo "con capacidad de hacer frente de manera única a este problema", de ahí que se produzcan debates en los diferentes países sobre las "cuotas".

El envejecimiento de la población y sus consecuencias económicas, sobre todo en el asunto de las pensiones; los límites de la vida, los impuestos que se pueden recaudar a una población cada vez más mayor o la discrecionalidad del gasto público son otras de las cuestiones que, ha dicho, se abordan en estas jornadas, de tres días de duración y en la que participan diversos expertos.

También ha aludido a la adaptación al desarrollo tecnológico y a si se debería o no poner un impuesto a los robots; si la automatización destruye empleo, cómo se distribuyen los beneficios de los avances tecnológicos y el coste que para las personas supone adaptarse a estos avances.

MEJORAR LAS PENSIONES

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, ha asegurado, por su parte, que el proceso de envejecimiento va a suponer uno de los "principales cambios estructurales" a los que se enfrentará la economía española en el medio y largo plazo, con implicaciones sobre aspectos macroeconómicos y financieros, por lo que ha reclamado mejorar el sistema de pensiones y actuar sobre el mercado laboral para afrontar los cambios de la población.

A su juicio, es necesario un análisis "profundo" de los escenarios futuros y de las posibles soluciones que deberían articularse "porque constituye una herramienta básica para una toma de decisiones acertada por parte de los gobiernos".

"Una población más envejecida comporta un mayor gasto en tres ámbitos: las pensiones, la salud y la dependencia. Por el contrario, puede suponer un menor gasto educativo, que se concentra en los primeros años de vida de los individuos", ha opinado.

Según el consejero, no es fácil conocer cómo influye el envejecimiento en el gasto ya que en ello confluyen distintos factores "de manera simultánea y pueden tanto aumentarlo como disminuirlo, enmascarando el verdadero efecto de la vejez".

En este punto, se ha referido a un estudio elaborado en 2015 por la Comisión Europea acerca de los efectos del envejecimiento en el gasto público, que apunta a un impacto limitado a largo plazo. Los resultados indican, para el promedio de la Unión Europea, un incremento del gasto por envejecimiento de solo 1,6 puntos del PIB en 2040 y de 1,8 puntos del PIB en 2060 --respecto al 24,6 por ciento del PIB de 2013--.

Sánchez Maldonado ha insistido en la necesidad de llevar a cabo reformas estructurales para asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas. "Las características de muchos de los programas de gasto público en los países de nuestro entorno nos llevan a pensar que el envejecimiento de la población conllevará un riesgo para la sostenibilidad de las finanzas públicas en el futuro", ha indicado.

En ausencia de medidas de política económica correctoras, ha sostenido el consejero, los cambios en la estructura poblacional determinarán aumentos del gasto público en pensiones, en sanidad y en ayuda social a los mayores que difícilmente se podrán ver compensados por el recorte de otras partidas sociales -como la educación-, o por cambios en el patrón recaudatorio.

Por ello, las reformas deberían incidir especialmente en la mejora del sistema de pensiones y la actuación sobre el mercado laboral. En el primer caso, ha dicho, debe ser "más justo, para ganar poder adquisitivo y cuya sostenibilidad futura esté garantizada".

En su opinión, los sistemas de reparto, como el vigente en España, "muestran una mayor vulnerabilidad a los desarrollos demográficos y, en particular, a fenómenos de envejecimiento de la población". "Los gobiernos deben ser la garantía de un sistema de pensiones público, viable, con pensiones dignas y garantizadas", ha apostillado.

En el caso del mercado laboral, habría que incrementar la participación en el mercado de trabajo y reducir la tasa de desempleo, puesto que, de esta manera, "se podrán atenuar las situaciones de dependencia que se pueden generar por el envejecimiento de la población".

LAS PERSONAS, EN EL CENTRO

Para Sánchez Maldonado, el sistema económico debe ser "más justo y eficiente", de ahí que haya demandado un nuevo proyecto "que pongan en el centro de las políticas a las personas, y cuyas medidas prioritarias estén encaminadas a restablecer la estabilidad económica y a encauzar la economía por la senda del crecimiento, pero sobre todo, a asegurar un estado del bienestar sostenible".

Ha abogado por introducir reformas "que garanticen la supervivencia y modernización del Estado del Bienestar y, en especial, del sistema de pensiones y la sanidad pública". "No se puede hacer negocio con los servicios básicos y con los derechos de los españoles", ha sostenido.

Por último, ha recordado el "fracaso de las recetas neoliberales, priorizando la austeridad y el recorte del déficit", lo cual ha incrementado las "desigualdades" en Europa.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies