Unas 60 mujeres de mariscadores de la chirla se encierran en Ayuntamiento de Punta hasta reunirse con la Junta

Mariscadores De La Chirla Se Concentran Ante La Sede De La Junta.
Europa Press
Actualizado 02/12/2011 17:47:53 CET

HUELVA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de unas 60 mujeres, esposas de mariscadores y armadores del sector de la chirla, permanecen encerradas desde la mañana de este viernes en el Ayuntamiento de Punta Umbría (Huelva) con el fin de que la Junta de Andalucía conceda una reunión con el sector y también en señal de apoyo al mismo y para demandar a la Administración andaluza que "tenga en cuenta sus reivindicaciones". Han dejado claro que hasta que se reúnan con la Junta, no levantarán el encierro.

Así lo ha explicado a Europa Press una de las mujeres encerradas Ana María González, quien ha remarcado que "mantendrán el encierro" hasta que "se dé una solución" a su situación, a la que ha tildado de "insostenible".

Por otro lado, en Isla Cristina unas 15 mujeres, esposas de mariscadores y armadores del citado sector, mantienen un encierro desde la pasada semana en el salón de plenos del teatro municipal de la localidad por estos mismos motivos.

Este jueves el portavoz del sector de la chirla en el Golfo de Cádiz, Rafael Núñez, hizo hincapié en que la última opción es "desguazar" los barcos y poner fin a la captura de este molusco; no obstante, lamentó la situación actual después de que la directora general de Pesca de la Consejería de Agricultura y Pesca, Margarita Pérez Martín, afirmara que no se pueden adoptar las medidas que propone el sector, de reducir la talla y aumentar las horas de pesca, porque "agotaría totalmente" el caladero.

En declaraciones a Europa Press, Núñez lamentó "la penosa" situación que atraviesa el sector, ya que pese a que el pasado año se llevó a cabo el cierre temporal del caladero durante siete meses, "esto no ha servido de nada y hay menos chirla que antes".

Por todo ello, insistió en la petición a la Junta de Andalucía de mover el caladero y bajar el tallaje porque el sector "está en una situación alarmante".

Por su parte, en declaraciones a los periodistas, la directora general de Pesca de la Consejería de Agricultura y Pesca, que a juicio de Núñez "no quiere saber nada de los pescadores", señaló este jueves que "no se puede" aceptar una reducción de la talla y un aumento de las horas de pesca, porque en estos momento el caladero está integrado por ejemplares de pequeña talla.

Por otro lado, en cuanto al encuentro que mantuvo este jueves el sector con el Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, Núñez aseguró que éste "se ha mostrado a favor" de los armadores, y se ha comprometido a concertar una reunión entre la Junta y representantes del sector con el fin de llegar a un acuerdo y alcanzar una solución.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies