Atalaya invertirá 80 millones de euros más en tecnología para la mina de Riotinto

Publicado 04/12/2017 18:32:42CET

HUELVA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Atalaya Mining, la propietaria del Proyecto Riotinto en Minas de Riotinto (Huelva), ha conseguido la aprobación de su Consejo de Administración para realizar una inversión de 80 millones de euros en tecnología para sus instalaciones de producción de cobre del complejo minero-metalúrgico. A vez se ha producido una ampliación de capital de la empresa matriz, cotizada en las bolsas de Londres y Toronto.

Cabe recordar que el pasado mes de junio Atalaya inició un estudio sobre una potencial modernización de las instalaciones con el fin de mejorar la eficiencia de su proceso productivo con la incorporación de equipamiento de última generación, ha informado la compañía en una nota.

Las conclusiones del estudio han sido positivas por lo que el Consejo de Administración ha aprobado la ejecución del proyecto, incluyendo los mecanismos de financiación necesarios. Así, una vez obtenidas las autorizaciones administrativas pertinentes, la compañía acometerá la construcción y puesta en marcha de las nuevas instalaciones.

El principal objetivo de esta inversión es la mejora de la eficiencia de su proceso de tratamiento de mineral. Con esta finalidad, se van a instalar nuevos equipos, de mayor capacidad y menores requerimientos en términos de consumo energético, mantenimiento y costes. Entre estos equipos, destaca la construcción de una nueva sección de trituración, la instalación de un nuevo molino tipo SAG, que será de los más grandes de Europa, así como de nuevas celdas de flotación de gran capacidad, además de otras infraestructuras.

El consejero delegado de la compañía, Alberto Lavandeira, ha destacado la relevancia de la inversión industrial que se va a acometer y ha precisado que estos estudios "han demostrado que la inversión tecnológica en las instalaciones, algunas de ellas construidas en los años 70, va a incrementar la robustez del proyecto a largo plazo. Trataremos más mineral con menos costes".

"Eso significa que podremos procesar mineral de menor ley y que yacimientos que están en nuestra concesión y que hoy no son rentables, pueden llegar a serlo, incluso con minería subterránea, como por ejemplo las masas de Alfredo y San Antonio", ha asegurado.

Esta nueva inversión viene a sumarse a las ya realizadas por Atalaya Mining, que en total superaría los 300 millones de euros solo en la histórica mina onubense. Supone además un nuevo revulsivo económico para la provincia, con picos importantes de contratación de personal en las labores de instalación, que durarían unos 18 meses.

Este proyecto de actualización tecnológica está en línea con los planes de la compañía productora de cobre, que mantiene su estrategia de crecimiento sostenido en el sector de la minería metálica, con intereses en proyectos en España y otras regiones, en base a la excelencia técnica y la experiencia operativa de su equipo humano.