Atlantic Copper cierra 2017 con 1.789 millones de facturación y destaca la reducción de emisiones

Planta de Atlantic Copper en Huelva.
ATLANTIC COPPER
Publicado 21/03/2018 16:18:36CET

HUELVA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Atlantic Copper, empresa onubense propiedad del grupo Freeport-McMoRan, ha presentado este miércoles los últimos datos de evolución de la compañía. En ellos se reflejan las importantes cifras de producción y ventas alcanzadas en 2017, año en el que la empresa facturó un total de 1.789 millones de euros, lo que supone un diez por ciento más respecto al año anterior como consecuencia fundamentalmente del mayor precio del cobre en el mercado internacional.

Esta cifra le ha permitido obtener un margen operativo de 43 millones de euros, y un resultado neto de 24 millones. Este año, el resultado neto se ha visto afectado por la parada de mantenimiento realizada que tuvo lugar en el mes de mayo y por unos menores márgenes de refino. "Aun así, estos efectos han sido parcialmente compensados por el efecto positivo del tipo de cambio y el mejor margen del ácido sulfúrico", ha explicado la directora general económico-financiera de la compañía, Macarena Gutiérrez.

Así, el 54 por ciento de la facturación procedió de las ventas en el mercado nacional, mientras que el 46 por ciento se destinó a la exportación, siendo Asia, con el 19 por ciento, y los países mediterráneos, con el 15 por ciento, los principales destinos de sus ventas en el extranjero.

A pesar de la parada técnica realizada durante el mes de mayo de 2017, la compañía ha conseguido mantener niveles de producción similares a años anteriores. En concreto, durante el pasado ejercicio, en el Complejo Metalúrgico de Huelva se fundieron 1.025.000 toneladas de mineral de cobre y se alcanzaron 271.000 toneladas de cátodos de cobre de alta calidad (99,99 por ciento) producidos", ha apuntado el director general de Metalurgia, Miguel Palacios.

Para ello, la compañía hizo frente a unos costes operativos por valor de 128 millones de euros, de los cuales un 28 por ciento corresponde a la factura energética y un 27 por ciento a gastos de personal. El proceso de transformación realizado en las instalaciones de Atlantic Copper permite obtener también otros productos de gran valor comercial.

Es el caso del ácido sulfúrico, cuya producción alcanzó 1.032.000 toneladas en 2017, y que tiene un importante mercado en la industria de los fertilizantes, la minería y en diversos procesos químicos. Asimismo, se obtuvieron cuatro toneladas de oro y 77 de plata.

La inversión realizada por la compañía en 2017 ascendió a 35 millones de euros, en cuya cifra tienen una importante repercusión las actuaciones acometidas durante la parada técnica de mantenimiento del mes de mayo. Con estos datos, Atlantic Copper ha invertido un total de 152 millones de euros en los últimos cinco años, con una previsión cercana a otros 78 millones de euros hasta 2020.

El ejercicio de 2017 estuvo marcado por las tareas de mantenimiento programadas, que corresponden a una de las paradas intermedias que la compañía hace cada cuatro años con el objetivo de que todos los componentes que intervienen en el proceso productivo del complejo metalúrgico estén en estado óptimo de operación.

Con una inversión cercana a los 20 millones de euros, esta parada ha sido la responsable de que el ejercicio terminara con menores niveles de producción, pero ha supuesto "importantes hitos en relación a las cifras de empleo y a la innovación aplicada".

En 2017 la compañía mantuvo 1.160 puestos de trabajo directos, de los cuales un 95 por ciento pertenecía a Huelva y sus alrededores. Teniendo en cuenta el empleo directo, indirecto e inducido, la cifra total ronda los 2.600 puestos de trabajo. La plantilla propia media de la compañía en el pasado ejercicio fue de 656 trabajadores, de los cuales un 87 por ciento tenía un contrato indefinido, lo que refleja "su compromiso con el empleo estable y de calidad".

Por su parte, Miguel Palacios ha destacado que "la calidad del empleo en Atlantic Copper también pasa por disponer de las máximas medidas de seguridad y salud laboral", aunque "lamentablemente, en el pasado año se registró un grave accidente que nos mueve a que la compañía y todos los que en ella trabajamos intensifiquemos los planes y medidas de seguridad para que esto no vuelva a ocurrir", ha apostillado.

DESARROLLO SOSTENIBLE

Tras remarcar "los esfuerzos que realiza la compañía por adaptarse y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de medio ambiente", han apuntado que Atlantic Copper realizó en 2017 una inversión de 4,5 millones de euros en acciones relacionadas exclusivamente con la mejora medioambiental. La inversión en este concepto asciende a 90 millones en los últimos diez años.

"La innovación, siempre presente en los procesos de Atlantic Copper, ha permitido reducir en un 77 por ciento la emisión de partículas y en un 26 por ciento las de dióxido de azufre (SO2) en la última década, situándose un 91 por ciento y un 62 por ciento, respectivamente, por debajo del límite establecido legalmente".

Por otra parte, el consumo energético alcanzó los 611 kwh/tonelada de mineral de cobre fundido que, si bien supone un ligero incremento respecto a 2016 (+2%), ha significado un descenso del 30 por ciento en los últimos diez años.

En este aspecto, Palacios ha subrayado que el complejo de Atlantic Copper en Huelva está a la cabeza de las principales fundiciones y refinerías de cobre del mundo en eficiencia energética al registrar el menor consumo unitario. Otro dato destacable en 2017 en cuanto a la optimización de los recursos naturales es la reducción de un 11 por ciento del consumo de agua.

Por otra parte, la compañía apuesta también por el desarrollo de energías renovables a través de acuerdos de compra de energía (PPA, en sus siglas en inglés) y el planteamiento es conseguir, a través de estos acuerdos, un 25 por ciento de la energía que precisa la compañía. Así, la previsión es que un 25 por ciento de la energía proceda de la autoproducción, es decir, de la reutilización de recursos como el agua o el vapor, el otro 25 por ciento de estos acuerdos de compra de energía renovable (PPA) como la fotovoltaica, y el resto del suministro energético ordinario.

Asimismo, han recordado que hoy en día el 35 por ciento de su consumo corresponde al sector de la construcción; el 24 por ciento a electricidad y electrónica; y el 11 por ciento a transportes, entre otros.

Tanto Palacios como Gutiérrez han indicado que Atlantic Copper está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que en 2015 aprobó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el horizonte 2030. Como resumen, han asegurado que la compañía metalúrgica invierte en torno a diez millones de euros anuales en materia de innovación y ha conseguido reducir un 30 por ciento el consumo unitario de energía y un 41 por ciento las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en los últimos diez años.

Por otra parte, a través de la Fundación Atlantic Copper, la compañía apuesta por la educación y la formación, con 150 becas concedidas a alumnos de la Universidad de Huelva solo en cinco años, más de 250 alumnos en prácticas en sus instalaciones y más de 8.000 participantes en programas de educación medioambiental dirigidos a escolares.

De otro lado, cuestionado por la concesión de una parcela para el almacenaje del silicato de hierro tras las críticas de algunas voces de la capital que aseguran que se trata de "un vertedero", Palacios ha lamentado estas afirmaciones cuando se trata de una permuta de parcela con el puerto, a instancias de la propia Autoridad Portuaria, puesto que la actual de la empresa le viene mejor al puerto por su ubicación de cara a la futura Zona de Actividades Logísticas (ZAL).

Así, ha explicado que se trata solo de una permuta y de un cambio de ubicación, incidiendo en que de dicho material "se vende todo" lo que se produce por sus múltiples usos, alcanzando el pasado año más de 600.000 toneladas.