Cáritas cuenta con 889 voluntarios, 44 técnicos, 2.062 socios y 641 donantes en 2008 y atiende a 12.000 personas

Actualizado 10/06/2009 19:34:28 CET

HUELVA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Diocesana de Huelva atendió en 2008 a más de 12.000 personas en situaciones de pobreza y exclusión para lo que ha contado con la colaboración de 889 voluntarios y de 44 técnicos, que conforman el capital humano, y de 2.062 socios y 641 donantes, que apoyan el trabajo de la organización en la provincia.

Según los datos recogidos en la memoria de 2008, los socios, cuya media de aportes es de 43 euros y donantes, que es de 166 euros, son "un soporte fundamental de toda la estructura" ya que, con su ayuda, Cáritas ha contado con un presupuesto de más de 190.000 euros.

Respecto a los colectivos atendidos en Cáritas de Huelva, el informe resalta las 7.443 personas que se encuentran en acogida y asistencia, seguidas por los 1.684 transeúntes y sin techos y los 1.152 inmigrantes.

La mayor parte del voluntariado de Cáritas, el 89 por ciento, se sitúa en los espacios parroquiales de acogida, mientras que el resto participa en los centros y programas. En cuanto a los problemas, el informe recoge en la zona de vulnerabilidad, familias desestructuradas, inestabilidad laboral, fuertes dependencias de las ayudas públicas y privadas, problemas de acceso a la vivienda, absentismo escolar y consumo de sustancias adictivas, entre otros.

Por otro lado, en la zona de exclusión se observan chabolismo e infravivienda, personas sin hogar, inmigrantes en situación irregular, mujeres explotadas sexualmente, prostitución, personas presas y ex reclusos, policonsumo y problemas de salud mental, entre otros.

En cuanto a la evolución de los beneficiarios, la memoria apunta que en 2004 se atendieron a 10.536 personas; en 2005, 9.119; en 2006, 5.989; en 2007, 7.349 y en 2008, 12.280 personas.

Por último, dentro del programa de exclusión, según indicó el informe, se han atendido a personas sin hogar, que ha ascendido a 120, así como a mujeres que ejercen la prostitución, que también ha aumentado sobre todo en las inmigrantes y a temporeros durante la campaña agrícola.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies