Condenado a cuatro años y medio de cárcel por violar a mujer que acababa de conocer en Cartaya (Huelva)

Publicado 12/04/2018 18:33:51CET

HUELVA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a un hombre, G.P., a cuatro años y medio de prisión por agredir y violar en 2014 a una mujer de nacionalidad rumana, que acababa de conocer tras llegar ésta a la localidad de Cartaya, y a la que previamente había ayudado a instalarse.

Según reza en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el tribunal lo considera responsable de un delito de agresión sexual, con la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad atenuantes de de embriaguez y dilaciones indebidas.

A su vez, le prohíbe aproximarse a su domicilio, lugar de trabajo o
lugar donde se encuentre a menos de 200 metros durante seis años y seis meses. En concepto de responsabilidad civil, lo condena a pagar a la víctima 10.190 euros.

El tribunal considera probado que en la tarde noche del día 18 y madrugada el 19 de febrero del 2014, G.P. y la víctima que se acababan de conocer, tras tomar unas copas por la localidad de Cartaya, se dirigieron al piso donde se había instalado ese mismo día con ayuda del condenado, que había vivido previamente allí.

Ambos entraron en el piso y estuvieron un rato charlando en su habitación proponiéndole este hombre tener relaciones sexuales a lo que ella se negó. El tribunal asegura que, a pesar de la negativa de la mujer, él la golpeó en la cara y le introdujo los dedos en la boca para que no pudiera gritar, y la penetró. Unas horas después, ésta fue a la
habitación contigua a la suya, en la que dormía, llorando y en estado de
nerviosismo, donde le dijo que él "la había violado".

A consecuencia de tales hechos, la mujer sufrió lesiones consistentes en hematoma amarillento de dos-tres centímetros de largo por
uno de ancho en la rama mandibular izquierda.

Según ha adelantado este jueves el diario 'Huelva Información', la peculiaridad de la sentencia reside en el voto particular de la única magistrada de la terna juzgadora, quien discute los hechos probados y la aplicación de la eximente por ingesta alcohólica.

Todo ello al considerar que no quedó demostrado en el juicio que autor y víctima de la agresión sexual estuvieran ebrios en el momento de los hechos ni que, de estarlo, esta circunstancia disminuyera la capacidad del atacante para entender que estaba cometiendo una violación. Cabe recordar que la Fiscalía solicitaba una pena de once años de prisión para este hombre, en prisión desde el pasado 29 de octubre, y finalmente ha sido condenado a cuatro años y medio.