La consulta de Endocrinología del Infanta Elena atiende a más de 200 embarazadas con diabetes gestacional

Actualizado 12/09/2010 12:56:44 CET

La diabetes gestacional es muy frecuente entre las mujeres embarazadas, entre el 15 y el 20% la padecen

HUELVA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 mujeres onubenses que han presentado algún problema relacionado con la diabetes gestacional durante su embarazo han recibido atención sanitaria específica este año en la consulta de Embarazo y Diabetes que se encuentra funcionando en el Hospital Infanta Elena, a la que acceden "de manera directa y sin esperas" las usuarias de su área de influencia en cuanto se detecta una incidencia.

Según han informado a Europa Press desde la Delegación de Salud, atender las múltiples complicaciones que pueden encontrarse asociadas a la aparición de la diabetes a lo largo del embarazo, tanto para el bebé como para la madre, es el objetivo prioritario que se ha marcado esta consulta de Endocrinología del Servicio de Medicina Interna del Hospital, para lo cual facilita la asistencia en acto único, es decir, que en una sola visita la paciente acceda a cuantas pruebas sean necesarias y pueda regresar a su domicilio con su diagnóstico y el tratamiento prescrito.

Se trata de una de las medidas puestas en marcha por el Hospital Infanta Elena en el marco del Plan Integral de Diabetes diseñado por la Consejería de Salud con el objetivo de reforzar la atención a esta patología, cada vez más frecuente entre la ciudadanía.

Para su funcionamiento, este dispositivo trabaja en colaboración directa con las matronas de las zonas básicas de salud que se encuentran adscritas al centro hospitalario, con la finalidad de intensificar la coordinación entre ambos niveles asistenciales, unificar criterios de atención y, fundamentalmente, aunar esfuerzos para el control exhaustivo y permanente de las mujeres que sufren este tipo de trastorno durante su embarazo.

La diabetes gestacional es una patología muy frecuente entre las mujeres embarazadas. De hecho, entre el 15 y el 20 por ciento la padecen y, en caso de no estar lo suficientemente controlada, puede acarrear importantes problemas de salud en la madre y en el bebé, que van desde complicaciones en el funcionamiento de sus órganos vitales hasta macrosomia fetal --aumento exagerado del tamaño del niño-- o hipoglucemia neonatal.

Por ello, en el proceso de Embarazo, Parto y Puerperio del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que se encuentra implantado en el centro hospitalario en colaboración con los distritos sanitarios de atención primaria, se realiza, entre las semanas 28 y 30 de gestación, el denominado Test de O'Sullivan y la curva de azúcar completa en caso de resultar la primera positiva, de forma que de manera normalizada se mantiene un control pormenorizado ante la posible aparición de esta complicación.

Una vez detectado el problema y en colaboración con la consulta de alto riesgo del servicio de Obstetricia, las mujeres son citadas en la consulta específica de Embarazo y Diabetes con el fin de evitar no sólo la aparición de problemas asociados a la enfermedad, sino también para proporcionar una mayor calidad de vida a la madre y al bebé.

REDUCCIÓN DE LA INCIDENCIA

La puesta en marcha de esta consulta ha permitido reducir en un 40 por ciento el volumen de embarazadas diagnosticadas de diabetes gestacional que han tenido que recurrir a la insulinización para controlar sus índices de glucosa en sangre.

El adecuado seguimiento de la enfermedad, con la consiguiente dieta alimenticia personalizada y los hábitos higiénico-sanitarios adecuados, entre otras medidas, han resultado efectivas en el 96 por ciento de las pacientes, que no han tenido que recurrir a la administración de insulina.

En este sentido, no sólo se mantiene un control exhaustivo de la diabetes durante el embarazo, sino que, una vez finalizado el proceso, la paciente es remitida a su centro de salud para la realización de una nueva curva en los seis meses posteriores al parto, al igual que un estudio de función tiroidea orientado a la detección de una posible tiroiditis posparto. Se trata de medidas muy importantes teniendo en cuenta que un 10 por ciento de los casos de diabetes gestacional acaban convirtiéndose en definitivas.

ATENCIÓN A LA DIABETES

Esta medida se incluye dentro de las actuaciones que se llevan a cabo en el Hospital destinadas a la atención de la diabetes, sobre todo en lo que se refiere a aquellos pacientes que presentan la de tipo II (en la edad adulta), y que viene asociada a un número importante de complicaciones vasculares que conllevan una morbi-mortalidad muy alta y en constante crecimiento.

Esta alta incidencia ha marcado los esfuerzos realizados dentro del servicio de Medicina Interna en colaboración con otras áreas asistenciales del hospital para establecer, en colaboración con la red de atención primaria, circuitos fluidos que permitan atender precozmente a este tipo de pacientes, cumpliendo estrictamente los objetivos clínicos y analíticos que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el proceso Diabetes Mellitus implantado por el SAS en sus hospitales.

Con ello se han conseguido minimizar las complicaciones micro y macrovasculares de la enfermedad, como es el caso de la retinopatía diabética o la aparición del síndrome del pie diabético.