Día de luto oficial en Lepe por la joven rumana víctima de violencia de género, que no será repatriada

Concentración en Lepe por el crimen de Cristina Marín
AYUNTAMIENTO DE LEPE/Archivo
Actualizado 09/07/2018 12:18:46 CET

LEPE (HUELVA), 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Lepe (Huelva) ha decretado la jornada de este lunes como día de luto oficial en memoria de Cristina M., la joven de nacionalidad rumana y de 24 años presuntamente asesinada el pasado sábado por su expareja, un varón de 32 años, que fue detenido este domingo en Tariquejos, una pedanía de Villanueva de los Castillejos no lejana de Lepe.

Según han informado a Europa Press desde el Consistorio lepero, durante este lunes todos los edificios oficiales se encuentran con sus banderas a media asta en señal de luto por la muerte de la joven, lo que se une a los actos organizados por el Ayuntamiento como muestra de rechazo y repulsa por "este terrible crimen y condenando la violencia de género como una lacra que tristemente sigue produciendo víctimas en nuestro país".

En un principio el cuerpo de la joven no será repatriado, será enterrado en la localidad y desde el Ayuntamiento están a la espera de la conclusión de la autopsia para poder darle sepultura.

Por su parte, el presunto autor de la muerte de la joven también de nacionalidad rumana, está detenido en la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva hasta que pase a disposición judicial ante los juzgados de Ayamonte, lo que ocurrirá previsiblemente este martes por la mañana.

Por estos hechos, este domingo en el tramo central del paseo marítimo de La Antilla, una zona costera perteneciente a Lepe, se celebró una concentración y un minuto de silencio promovidos por el Ayuntamiento de dicha localidad, gobernado por Juan Manuel González, como repulsa al crimen saldado con la muerte de la joven rumana.

Las dos hijas de la víctima del crimen, de dos y cinco años de edad y fruto de su unión con el presunto autor de su muerte, están desde el pasado sábado por la tarde en un centro de acogida de la Junta de Andalucía, después de haber sido inicialmente atendidas por los servicios sociales del Ayuntamiento de Lepe.

La joven fallecida residía con sus hijas y con su hermano en una vivienda de la calle Méndez Núñez de Lepe, donde su expareja sentimental habría irrumpido a primera hora pese a la orden de alejamiento que tenía impuesta respecto a la mujer, después de que la misma le denunciase por malos tratos el pasado 17 de junio, y presuntamente la asesinó.